Familia de El Calafate protagonizó un vuelco

El siniestro vial ocurrió ayer miercoles, entre La Esperanza y El Cerrito. En el auto viajaban cuatro integrantes de una familia. Entre ellas una candidata a diputada provincial. Su marido sufrió las lesiones más graves, en su columna. Deberá ser operado en el SAMIC.  
viernes, 5 de julio de 2019 · 10:35

Una familia de El Calafate fue protagonista de un vuelco, ocurrido en la mañana de ayer miércoles sobre la ruta nacional 40, a unos 35 km al norte del paraje La Esperanza.

La docente jubilada y actual candidata a diputada provincia Ethel Torres (encuentro Ciudadano) manejaba el auto familiar, una Chevrolet Zafira, en dirección a la ciudad de Río Gallegos.

Iba a acompañada de su marido, (53 años); su madre (83 años) y su hijo, menor de edad. “Con la escarcha se salió de control el auto, hicimos un trompo y volcamos”, contó la mujer a Ahora Calafate.

Como saldo del despiste y vuelco fue su marido quien sufrió las mayores consecuencias, con la fractura de la primera vértebra cervical, según se comprobó horas más tarde en el Hospital SAMIC de El Calafate.

Los ocupantes de una camioneta fueron los primeros auxiliarlos y llevándolos hasta La Esperanza. Ahí la familia accidentada tomó un colectivo hasta El Calafate. “No teníamos heridas visibles y no nos dimos cuenta de ir a la sala de auxilio de ahí.

Una vez en El Calafate las otras hijas del matrimonio los llevaron al hospital. “Nos gustaría  agradecer a todas las personas que con tanta solidaridad nos auxiliaron y acompañaron en la ruta hasta que llegamos al hospital de El Calafate”, afirmó Torres.

Por su parte personal de la División Unidad Operativa de La Esperanza llegó al lugar del siniestro, constatando que en el lugar no había nadie. Fue la Comisaría Primeria de El Calafate la que se notificó de la presencia de personas accidentadas en el Hospital.

“Mi esposo está internado requiere de una operación en la cervical N°1. Los demás estamos bien, con golpes pero ya en casa” dijo la mujer, que por trámite de rigor debió fijar domicilio, algo que ocurre cuando hay personas con heridas consideradas graves.

Ethel aprovechó el contacto con este portal para agradecer “a todo el personal del hospital SAMIC, donde recibimos una atención EXCELENTE”. 

También “a todos los amigos, vecinos, familiares y conocidos que se comunicaron o se acercaron en este momento a acompañarnos. Nos sentimos muy queridos y en un momento así gestos como este reconfortan el alma”, culminó. (Guillermo Pérez Luque – Ahora Calafate)