Tierra del Fuego: catorce homicidios en los últimos 6 años, trece de ellos esclarecidos

La reiteración de un crimen en la zona norte de la provincia vuelve a replicar la denominada "sensación de inseguridad" pero la estadística muestra que con 3 homicidios en lo que va del año.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 09:03

La estadística al contrario de lo que se cree no ha ido creciendo en el tiempo sino es sostenida a lo largo de una cuenta que abarca los últimos seis años, y que ha retomado esa lamentable constancia recién en este 2019 con el tercer homicidio en lo que van de estos 9 meses, después de dos años tranquilos en las ciudades de Río Grande y Tolhuin.

La gran mayoría de los motivos siempre han sido cuestiones personales y –generalmente- con un conocimiento pre existente entre víctima y victimario.

El relevamiento inicia en 2014 con los homicidios de Marcelo “Chepo” Cárdenas a manos de su ex pareja y el hermano de esta, el de César Osvaldo Morte de 51 años por razones sentimentales y el de Juan Manel Encinas a manos de dos sujetos producto de una ocasional pelea en la vía pública.

En 2015 se mantiene al cifra en 3 homicidio, con dos en el mes de enero con el brutal homicidio del joven misionero Gerardo Vélez de 19 años a manos de dos primos que le robaron sus ahorros y el 26 de ese mismo mes la provincia se horrorizaba con el homicidio y violación de la pequeña Nicole Ojeda a manos de la pareja de su madre. Luego en octubre de ese año se produjo el homicidio del peón Horacio Román en estancia Viamonte, que sería el único del listado que permanece impune ante la absolución reciente del principal imputado de la causa.

En 2016 la estadística presenta un incremento con 4 casos -2 de ellos en Tolhuin. El primero de Joel Grondona en aquella localidad por una disputa personal con otro hombre que fue condenado y en ese mes de junio el horroroso femicidio de Nilda Núñez que le valió la perpetua a su ex pareja. 

En Río Grande fue asesinado Sergio Quiroz en una disputa por drogas y en noviembre perdió la vida el joven Pablo Cardozo de 18 años tras recibir una pedrada, en un hecho que es discutido como homicidio, ya que el menor imputado aún no fue considerado autor de tal delito, y el caso derivó a una presunta mala práxis y homicidio culposo por parte de los médicos que atendieron a la víctima.

El año 2017 es el único que permanece huérfano de casos, y recién en diciembre del 2018 se vuelve a producir un hecho que legalmente fue considerado “homicidio en ocasión de robo”. Se trata de la muerte de José Raúl Alvarado de 73 años a quien al robarle en su casa un joven de 24 años, actualmente detenido, le propinó un golpe en el rostro y el hombre murió luego, descompensado en la comisaría donde se presentó a denunciar.

Esta triste cuenta concluye en este 2019; el 20 de enero con el tercer crimen en ocasión de un robo, el del jubilado Juan Alberto Lucena; el del joven Adrián Garelli en mayo y finalmente este 9 de septiembre con el homicidio de Gladys Beatríz Moledo.

La totalidad de los casos ha tenido individualizados a los autores del hecho, y en solo uno de ellos se produjo una absolución –el caso de estancia Viamonte. Es de esperar que este nuevo homicidio que conmueve a Río Grande siga esa línea de esclarecimiento para que la Justicia intente llenar el vacío de la irreparable pérdida de estas vidas.

 

Resumen Policial

Otras Noticias