Un hombre fue hallado sin vida, atado en sus extremidades y con una capucha en la cabeza

D. G. fue hallado sin vida en su vivienda del barrio Pueyrredón. El cuerpo estaba colgando de una cuerda, con una capucha en la cabeza. Tenía los brazos atados al cuerpo con un cinturón y las manos atrás sujetas con un precinto.
viernes, 21 de febrero de 2020 · 23:40

También estaba atado a la altura de las rodillas y los tobillos. La autopsia determinó que la mecánica de la muerte fue "asfixia mecánica por ahorcamiento". Personal policial de la Seccional Tercera y de la Brigada de Investigaciones trabajan para determinar si se trató de un suicidio o un homicidio.

El jueves a las 22:30, D.G., un hombre de 41 años, fue hallado sin vida y con sus extremidades atadas. Fue en su vivienda del complejo habitacional SUPE el barrio Pueyrredón.

La víctima, oriunda de Mendoza, trabajaba como empleado de seguridad de una empresa petrolera y alquilaba la vivienda del edificio 271 en donde residía junto a un amigo de 31 años. Fue este hombre quien a las 22:30 cuando retornó de su trabajo en Prefectura Naval, encontró a la víctima sin vida.

Inicialmente no pudo ingresar a la casa porque la llave estaba puesta desde adentro. De ese modo, el hombre pidió ayuda a un cerrajero para que realizara la apertura de la vivienda. Una vez que ingresó se encontró con su compañero colgado sobre el placar de la habitación.

Personal policial de la Seccional Tercera fue alertada de manera inmediata para que acuda al lugar y el oficial de servicio de esa dependencia constató el fallecimiento de la persona. “A partir de los indicios que observamos en la escena, le dimos conocimiento al fiscal, al personal de Criminalística y requerimos su presencia. Comenzó un trabajo minucioso en el lugar”, afirmó el comisario Omar Delgado, segundo jefe de la Seccional Tercera.

“No había personas en el lugar y no había indicios de violencia en la vivienda, o en las puertas o en ventanas”, aclaró el comisario Delgado que no brindó precisiones del hallazgo.

Sin embargo, El Patagónico pudo conocer a partir de fuentes consultadas que el cuerpo se encontraba atado de pies y manos y con una capucha en la cabeza. Además se supo que tenía los brazos sujetos al torso con un cinto, y también tenía atadas las rodillas y los tobillos.

Lo que más le llamó la atención a los efectivos policiales y a los investigadores de la Policía Científica que trabajaron en el lugar es que el hombre tenía las manos atadas atrás con un precinto.

El cuerpo fue llevado a la morgue judicial en donde la médica forense Eliana Bévolo realizó la autopsia. Según informaron las fuentes judiciales consultadas sobre el resultado de la autopsia, la mecánica de la muerte fue “asfixia mecánica por ahorcamiento” y se descartaron signos de violencia en el resto del cuerpo.

Pese a que la mecánica de la muerte es similar a los casos de suicidios, los indicios que se encontraron junto al cuerpo, ataduras y capucha, hacen que por estas horas los efectivos policiales y autoridades del Ministerio Público Fiscal continúen con la investigación.

Entre otros trámites, se aguarda la apertura del teléfono celular de la víctima y la reconstrucción de sus últimas horas a través de testimonios. ELPATAGONICO.NET