Abuso policial en Caleta: "Sentí que me mataban"

"Sentí que me mataban", relató Rodrigo Pérez, quien fue detenido el domingo por la policía provincial en el centro de la ciudad.
martes, 26 de mayo de 2020 · 21:19

Pérez transitaba en su vehículo con su esposa y tres hijos y se dirigían hacia la costanera para realizar una caminata durante la hora permitida por la cuarentena. En ese momento fueron interceptados en un semáforo por personal policial y un malentendido encendió la agresión hacia él.

Hoy a la mañana, el vecino realizó una denuncia judicial en el Juzgado de Primera Instancia donde declaró ante el fiscal Quiroga todo lo que le había sucedido.

Los videos e imágenes obtenidos el domingo se viralizaron rápidamente por las redes sociales observándose el alterado actuar del numeroso grupo de efectivos policiales.

"Estoy anímicamente mal. No es agradable, yo no se lo deseo a nadie", dijo Pérez en diálogo con el móvil de exteriores de La Vanguardia Noticia (FM 106.1).

Rodrigo Pérez es un reconocido vecino de la ciudad que se caracteriza por su trabajo privado, ya que vende budines y tartas artesanales a domicilio.

"Al fiscal le expliqué todo como fue. Es más, sin comerla ni beberla lo que pasamos ayer no se lo deseo a nadie, y debo decir que no tuvimos apoyo psicológico, mis hijos no durmieron, y yo tampoco por los dolores en el cuerpo", explicó Pérez.

"Pensé que me iban a matar", exclamó y recordó que desde el Ministerio de Derechos Humanos de la provincia se comunicaron con él comprometiéndose a realizar las averiguaciones pertinentes al respecto y ver qué pasos seguir.

Pérez para su detención movilizó a unos 18 policías aproximadamente, sin saber qué es o que había hecho mal. Fue detenido y quedó incomunicado por unas 5 horas.

"Después que vi los videos todo lo que me hicieron no lo podía creer. Estoy lastimado, tengo que hacerme una tomografía porque me duele el tórax", dijo y a medida que contaba y se acordaba de lo sucedido insistía en que "nunca tuve problema con nadie".

Luego de ser detenido lo llevan al Hospital Zonal donde lo observa el médico de la policía "y sentí que era una tortura", expresó. Pérez tenía escoriaciones en el cuerpo, estaba lastimado y el médico le extendió un certificado a la policía y de nuevo lo llevaron a Seccional Primera. "Me dejaron en una pequeña habitación, donde me sacaron fotos y reclamaba que me dolía mucho el pecho. Asique me volvieron a llevar al Hospital pero con una placa no se pudo ver nada, asique tengo que esperar a sacar un turno para una resonancia o una tomografía".

Estuvo detenido desde las 16.30 horas hasta las 22.30 aproximadamente. "A esa hora me dicen que me vaya a mi casa".

"Dicen que quise agredir a una policía cuando me bajé del auto para mostrarles la documentación que me habían pedido de manera irrespetuosa, y es ella la que me tira una patada y le dice a uno de los efectivos que yo le había pegado entonces el hombre se me cuelga del cuello y me comienza a ahorcar. No podía entender lo que estaban haciendo", manifestó Pérez.

"Me siento vulnerado en mis derechos, los de mi esposa y de mis hijos y ahora quedo con miedo de todo", culminó diciendo. LAVANGUARDIADELSUR.COM