El cuerpo de la melliza no presentaba golpes pero sospechan de maltratos

jueves, 25 de junio de 2020 · 23:26

Fuentes de extrema confianza revelaron a El Patagónico que en la autopsia que se le practicó en la morgue del Hospital Zonal de Caleta Olivia a Oriana Espósito, la joven que fue hallada ahorcada en el patio de su casa de Pico Truncado, no se encontraron signos de golpes, por lo cual ese penoso suceso que conmocionó a la comunidad -por ahora- se circunscribe a un caso de suicidio.

En ese contexto, las investigaciones policiales y actuaciones judiciales apuntan a conocer los motivos que llevaron a la chica a tomar la drástica decisión de quitarse la vida y las versiones dan cuenta que, al igual que sus otras hermanas, era objeto de malos tratos por parte de su madre que trabaja como empleada de un restaurant y estaba separada de su marido, el cual tiene otro domicilio.

Vale recordar que el Oriana y su hermana melliza, Brisa, se habían ido de casa al promediar la tarde del martes y al no encontrarlas, la madre comunicó la novedad a la policía, iniciándose una intensa búsqueda a la cual se sumaron vecinos que difundieron la preocupante situación a través de redes sociales.

Finalmente, cuando ya era medianoche, una hermanita menor de edad halló el cuerpo de Oriana pendiendo de un caño con una chalina sujetada a su cuello, en el patio trasero de su misma casa ubicada en la calle Alem al 900, en tanto que Brisa apareció en otro sitio no precisado, sana y salva, pero estado de shock.

En el hecho tomó intervención personal de la Comisaría Seccional Primera, la División Criminalística y la División de Investigaciones (DDI) de Pico Truncado, labrándose las actuaciones que fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de esa misma localidad, el cual ordenó que enviara el cuerpo de la víctima a Caleta Olivia para ser examinado por médicos forenses.

TESTIMONIOS DE VECINOS

Las sospechas presuntos maltratos que sufrían las mellizas se conocieron a través de redes sociales, pero además fueron recogidas de testimonios que dieron algunos vecinos a un equipo periodístico del diario La Opinión Austral que viajó hasta Pico Truncado para recabar informes sobre el luctuoso hecho

El citado medio reportó que las chicas habían huido de su casa alrededor de las 18:30 del martes, tras una discusión con su madre y que una vecina habría visto que una de ellas había retornado más tarde, por lo cual ese un punto oscuro de las investigaciones.

Mucho antes, revelaron los vecinos, “se escucharon los gritos, pero no hicimos nada porque para nosotros, era normal que eso pasara”. indicando además que en esa casa también viven una adolescente de 15, un nene de 8 y dos nenas pequeñas de 4 y 3 años.

“La madre las golpeaba mucho, les pegaba con lo que tenía en la mano” contaron, precisando inclusos que en una ocasión vieron como la mujer le pegó a una de las mellizas con un martillo en la espalda y en otra ocasión las corrió con una manguera de riego. (El Patagónico)