Hechos de violencia en hospital de Caleta

Entre paros sucesivos en el Hospital, sentadas en el hall del nosocomio y asambleas, ayer los profesionales y afiliados a Ate que se encuentran en medida de fuerza decidieron recrudecer las medidas apelando en algunos casos a la violencia verbal y casi física entre quienes quieren trabajar y quienes no.

"Hechos_de_violencia"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El hecho de violencia ocurrió en horas tempranas, cuando los profesionales en medida de fuerza "invitaron" amablemente a sus pares que están trabajando en el área nueva del Hospital a que se retirasen de los consultorios.-
En este contexto uno de los médicos -el Dr. Riera- que no quiso abandonar su lugar de trabajo y que actualmente se encuentra atendiendo a pacientes oncológicos, protagonizó un duro enfrentamiento en los pasillos del Hospital y luego prosiguió en el hall donde recibió insultos entre otras cosas por parte de sus pares.-
La situación en el nosocomio es, por lo menos, "insólita", pacientes denuncian que quienes están en medida de fuerza no los dejan ingresar a atenderse.-
La directora del Hospital la dra. Patricia Sari mencionó este problema a Crónica "no dejaron ingresar a los pacientes oncológicos que debían ser atendidos, yo llamo a la reflexión. Esa parte no está siendo respetada por parte del gremio, realmente todo el tiempo les estoy pidiendo a que respeten a los pacientes que deben ser atendidos y eso no está sucediendo" aseguró y resaltó "pido que no confronten con quienes quieren trabajar y que guarden el marco de cordialidad, respetar el lugar y a quienes quieren trabajar como lo venían haciendo era saludable para todos pero lo que ocurrió hoy queda muy lejos del respeto" aseguró al mencionar los hechos de violencia sucedidos anteriormente.
"Pido que respeten mis derechos"
El dr. Riera mencionó a quienes estaban en el hall, que había sido amenazado por parte de algunos afiliados a Ate "yo tengo derecho a trabajar, lo mismo que ustedes tienen derecho a hacer paro, y también tengo derecho a caminar por los pasillos y cerrar y abrir mis puertas sin que ustedes digan cómo y cuándo pasar o ingresar. No tienen derecho a decirme cuando puedo trabajar y cuando no, así que pido que me dejen ejercer mis derechos y que dejen de generar un clima como el que están generando, hay mucha gente que está sub juzgada que no viene y les dice lo que yo les estoy diciendo, porque los sacaron a los empujones de las oficinas" denunció el profesional, y ante esto Riera fue abucheado e insultado sin ningún prejuicio por parte de sus pares que se encontraban en hall.-
En tanto el Dr. Gerardo Romaní miembro del directorio, también se acerco hasta el lugar para tratar de calmar los ánimos y pedir que cada uno de los trabajadores respete a quienes quieren hacer su trabajo y a que cada paciente que necesite ser atendido no sea invitado a retirarse.-
Por otro lado los manifestantes del Hospital Zonal Pedro Tardivo aducen que "van a seguir recrudeciendo las medidas hasta que el gobierno de la provincia tenga una respuesta favorable a sus pedidos".-
En el nosocomio local son muy pocos los profesionales que deciden hacer caso omiso a la medida de fuerza, pero quienes no se adhieren a ella corren el riesgo de ser golpeados –además de insultados como ya ocurrió- por el solo hecho de querer ejercer sus derechos.-
La situación se ha tornado dramática a pesar que desde ATE se hace permanente hincapié en que se está en una democracia y que no debe existir "persecución laboral", pero esto no es aplicable para quienes no cumplen a rajatablas lo que establecen desde el gremio.
Lo sucedido ayer, desde las "invitaciones" a retirarse de sus lugares de trabajo pasando por la apropiación indebida de las llaves de los consultorios y salas para impedir que éstos fueran utilizados, fue de una enorme violencia que , por milagro, no llegó a la agresión física, aunque ello no impidió que la gente que lo presenció y que concurrió para atenderse sintiera vergüenza ajena ante la actitud absolutamente desubicada de muchos de quienes estando para cuidar la salud de la población, hicieran lo imposible para que ésta se enfermara.
Pareciera ser que algunos pseudodirigentes confunden su "rol" con el de propietarios del hospital público, por lo que todos los habitantes deberían estar resignados y aceptar sus decisiones como si fueran el oráculo de la antigüedad.

* Fuente diariocronica.com.ar

Otras Noticias