El plan para echar a Peralta y la lista de los diputados que votarían a favor del juicio político

A  horas de la sesión inaugural el gobernador  alertó  sobre la  posibilidad  de que los legisladores le inicien un juicio político. Nuevo Día  te cuenta por qué lo dijo,  y  la  importancia de la primera sesión ordinaria según la Constitución  Provincial  para que los legisladores echen al mandatario. Te detallamos los votos necesarios, la lista de diputados que votarían a favor, y quiénes hasta ahora dudan de avalar el juicio.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Es vox populi. En los pasillos de la legislatura la intención de una parte del bloque mayoritario del PJ de derrocar al gobernador Daniel Peralta a como de lugar se podría concretar en horas y los legisladores pasarían  del dicho al hecho.

El mandatario provincial obviamente expuso esta intención desde hace un año atrás, aunque no fue casual que lo haya repetido a horas de la sesión preparatoria y de la sesión inaugural, en donde expondrá su discurso frente a la legislatura.

En concreto, un grupo de legisladores prepara un juicio político, que si bien fue advertido por primera vez por  el diputado de El Calafate  Miguel Güanes en enero, era un fantasma que comenzó a tomar forma física,   y aunque es fácil decirlo, no lo es  llevarlo a cabo.

El método

El método es simple: acumular denuncias de cualquier tipo contra el Ejecutivo. La “punta de lanza” fue la primera denuncia por deudas provinciales, efectuada en enero por el intendente de Caleta Olivia, y ex ministro de Gobierno de Peralta, José Manuel Córdoba. Ayer, el jefe comunal interpuso una tercera presentación en la justicia. A esto se le suman las del Intendente de Río Turbio, Matías Mazú, que sin esconder el “objetivo”,  dirigió su reclamo no solo al no envío de fondos coparticipables que el Estado habría incumplido, sino al “incumplimiento de los deberes de funcionario  público”.

Otras “señales”, llegaron desde “La Cámpora”, quizás el principal autor intelectual- cuando   denunció al gobierno solicitaría  un préstamo a empresas sin autorización de la Cámara.

En la película no pudo faltar la participación estelar del secretario de Comercio de  Interior de la Nación, Guillermo Moreno. Con la ayuda de Télam, el funcionario nacional informó que se sancionaría a un área administrativa de Santa Cruz por no haber enviado  un listado de proveedores que no entregaban insumos a los hospitales. Hace un mes atrás, el ministro de Salud, el Dr. Daniel Peralta, dijo que  la falta de insumos era consecuencia del cese a las importaciones. Fue una cortina de humo porque  el pedido oficial de Moreno  nunca llegó a la cartera de salud cumplimentando los pasos administrativos (solo enviaron fax a los nosocomios provinciales).  Incluso la acusación de “deslealtad comercial” de Moreno  no es aplicable a un Estado provincial, sino a empresas privadas.

La fecha

La situación  es muy compleja, aunque –repetimos- hay  un camino “administrativo” a seguir. La fecha- antes de la primera sesión - y la acusación-supuesto incumplimiento de funcionario  público- son las claves.

Dentro de las causas de juicio político que explicita el artículo 138 de la Constitución  Provincial, se advierte “incapacidad física o mental sobreviniente”, “delitos comunes”, pero también “falta de cumplimiento de los deberes de su cargo”, y es este punto precisamente al que se pretende apuntar para sentar a Peralta en el banquillo virtual de los acusados. Aquí una clave.

El artículo 139. Señala que el “el juicio político se ajustará a un procedimiento en el cual se debe efectuar una “división por sorteo de la Cámara de Diputados, en Sala Acusadora y Sala Juzgadora, que tendrá lugar la primera sesión ordinaria de cada año”. Aquí tenemos la fecha y segunda clave, y explica también el porqué de la advertencia del gobernador a días del inicio de las sesiones.

Las manos

De a poco todo encaja y parece estar orquestado. Pero aún falta un  pequeño gran detalle: se necesitan los dos tercios de los diputados para poder aprobar un juicio político. Es decir, 16 manos levantadas. Hasta ahora, hay trece.

La situación llegó a tal punto de concreción que el propio Peralta amenazó con “decir durante todo el transcurso del juicio, quienes son los que están atrás de los que hoy hablan”.

Por eso, nos adelantamos y Nuevo Día  resolvió exponer a continuación los nombres y apellidos de esos trece   legisladores, de los cuales algunos todavía no están incluso del todo convencidos.

Mauricio Gómez Bull

Rubén Contreras

Jorge Arabel

Alexis Quintana

Miguel Güanes

Leonardo Álvarez

Federico  Bodlovic

Matías Bezi

Silvio Suárez

Atanasio Pérez Osuna

Martín Sotomayor

Claudia Martínez

Estela García

En duda: Horacio Páez,  Martín Paiva, Oscar Sandoval.

Parado frente a los diputados, Peralta expondrá su discurso inaugural de sesiones, sabiendo que enfrente, un grupo de diputados pueden cambiar de opinión y levantar la mano. Todos del Frente para la Victoria, el mismo partido por el cual logró su elección y reelección.  Sus detractores verán  a Peralta como un auto viejo,  cuyo modelo hay que cambiar. (El Diario Nuevo Día)