Prades ratificó adelantamiento de elecciones, pero ahora para el 29 de septiembre

La semana pasada, el Intendente de Caleta Olivia convocó a elecciones municipales para el 22 de septiembre. Sin embargo, un nuevo decreto llama a elecciones para el día 29 de septiembre. El concejal del bloque justicialista, Pablo Calicate, manifestó que se trata de un capricho muy caro.
miércoles, 5 de junio de 2019 · 21:20

La semana pasada en el boletín oficial quedó asentado en un decreto público, la convocatoria a elecciones para el día 22 de septiembre, al electorado de Caleta Olivia para elegir al nuevo Intendente y a cinco concejales. Ahora, se volvió a publicar un nuevo decreto, el N° 861 MCO/19, en el que se llama a elecciones siete días más tarde de lo anunciado anteriormente.

Así, la fecha propuesta es el 29 de septiembre y deberá ser aprobada por el Tribunal Superior de Justicia y el Gobierno Provincial. El Secretario de Gobierno, Dr. José Luis Lacrouts había manifestado que “el cambio de fecha está dentro del marco legal, está consagrado en la ley”, y que además será beneficioso para la comunidad ya que “así se evitarán confusiones con las listas sábana”.

Criticas

A partir del decreto modificatorio 861/19, el intendente Facundo Prades trasladó las elecciones municipales de Caleta Olivia al 29 de septiembre, cuando unos días atrás ya las había anticipado para el 22 del mismo mes.
A raíz de ello, el concejal del bloque justicialista, Pablo Calicate, manifestó que se trata de un capricho muy caro del intendente Prades que le va a costar muy caro a toda la comunidad, cuando los fondos que se volcarían en esa elección anticipada se podrían abocar en gastos de infraestructura, tan necesarios para la ciudad.

“No hay ningún justificativo para adelantar las elecciones que estaban previstas para el 27 de octubre, más que la negativa de Prades de ir pegado en la boleta a Mauricio Macri, con quien se presentó en 2015 cuando llevó a Eduardo Costa como candidato a gobernador”, dijo Calicate.

Además, sostuvo que, sea el 22 o el 29 de septiembre, el adelantamiento de los comicios que propone el intendente de Cambiemos está desfasado de los 120 días que impone la Ley 55, que regula la vida de los municipios.

“Todo esto es un bochorno de Prades que como mínimo va a costar cerca de $10 millones en infraestructura eleccionaria si se tiene en cuenta la impresión de boletas, la adquisición de urnas, la contratación de estructuras de fiscalización, y el pago a fiscales, entre otras cosas. Esto, porque mientras el desdoblamiento provincial se sumó a las PASO nacionales, las elecciones de Caleta Olivia quedan fuera del calendario electoral.

Interés
Por otro lado, el concejal sostuvo que va a estar enfocado a las elecciones municipales, sea cual sea la fecha de las mismas, ya que “es indispensable recuperar la intendencia y lograr un Concejo Deliberante con mayoría”.
“No vamos a ir al Tribunal Superior de Justicia a reclamar nada porque no tenemos miedo. Vamos a esperar la resolución de la justicia electoral porque sabemos que la maniobra de Prades tiene una sola motivación: no quiere ir pegado a la boleta de Mauricio Macri”, agregó. “La gente sabe bien de donde salió Prades y que sector pertenecemos los referentes peronistas”, cerró en edil. (Fuentes Voces y Apuntes y Más Prensa)