Bertone confiada en ser electa diputada

La gobernadora Rosana Bertone manifestó que aspira a acceder a una banca en Diputados para continuar gestionando para Tierra del Fuego, en particular para concretar en la zona norte la petroquímica y el puerto, y en la zona sur el polo logístico antártico.
miércoles, 17 de julio de 2019 · 11:35

También aseguró que el único déficit que deja para la gestión Melella es lo que destina la provincia en subsidiar el gas envasado, y ratificó que dejará una provincia ordenada y defendió la política salarial que sostuvo en el ámbito estatal, si bien reconoció la incidencia en el resultado electoral, en el contexto en que había recibido la provincia, y admitió que fue un error no darlo a conocer en detalle. “Para dar un aumento salarial a los estatales del 40% como muchos pretenden, se necesitarían seis mil millones”, planteó. Recordemos que Bertone se presenta como candidata a diputada, junto a la boleta de la formula Fernandez-Kirchner y que lleva como candidato a Senador, al actual diputado nacional "mudo" en el Congreso, Matias Rodriguez.

Bertone “Lo que tengo para decir es que pudimos cumplir con las promesas de campaña, que habían sido las obras que se han hecho en la provincia. No es fácil conseguir el financiamiento para las obras ni sacar un territorio que venía con un atraso importante, no sólo en la conectividad sino en espacios deportivos, en lo relacionado a agua, cloacas, gas, infraestructura básica. Buscamos salir de ese atraso y que la gente tenga una mejor calidad de vida”, dijo.

Con un resultado electoral adverso, observó “las obras son obras, no son emociones, y las emociones también juegan en una elección. Seguramente hemos cometido errores, tuvimos políticas equivocadas en algunos aspectos y también nos tocó un muy mal momento de la Argentina. Se nos hizo muy difícil la situación económica por la que atravesó la provincia y sus trabajadores. Hicimos un esfuerzo tremendo en sostener desde la obra pública los puestos de trabajo, que fueron seis mil directos y seis mil indirectos. Quizás en otros aspectos ese crecimiento que buscábamos no se vio reflejado. Tal vez se reflejó en la zona sur, por el crecimiento del turismo y de los cruceros antárticos”, diferenció de la crisis que golpeó más duro a la zona norte.

“Podemos decir que hicimos mucho y cumplimos muchas promesas, pero también hubo déficits y faltantes, y en un momento difícil la gente esperaba más”, manifestó.

Consultada sobre la incidencia de la falta de aumento a los empleados públicos en el voto, defendió la política salarial y afirmó que “nosotros hemos dado aumentos importantes. Más o menos desde 2015 a la fecha hemos dado un aumento del 103% aproximadamente. Sin embargo esos aumentos no fueron acordes a la inflación, que desde el 2016 a esta fecha fue del 130%. Ese puede ser uno de los puntos donde tuvimos alguna debilidad, pero la realidad es que también hemos podido dar aumentos y eso ayudó a sostener la economía local. Fueron aumentos posibles de cumplir, porque muchas veces se realizan promesas de imposible cumplimiento”, dijo.

“Para dar un aumento del 40% como muchos pretenden, se necesitarían seis mil millones. En una economía en la que la nación no da asistencia del tesoro nacional y no podemos aumentar los impuestos, es difícil, y uno no puede hacer magia para tener semejante cifra”, planteó.

La herencia a Melella: También reconoció que fue un error no haber dado a conocer el estado en que recibió la provincia, para que la comunidad entendiera algunas medidas que se debieron tomar, y garantizó que será totalmente distinto el escenario en que ingresa Gustavo Melella: “Nosotros recibimos una provincia devastada pero fue una decisión política mía no decir lo que no se había hecho, porque yo me dedico al hacer. Si me detenía a analizar todo lo malo de la gestión Ríos, iba a perder mucho tiempo en eso y quizás iba a restar tiempo en construir. Pudo haber sido un error no haber transmitido claramente el estado de las cuentas públicas, pero la situación era tal que hubiera sido asustar más a la población, que ya estaba atemorizada, porque hacía tres meses que no cobraban los jubilados y los empleados públicos cobraban en cuotas. Hubiera sido generar más desazón y falta de esperanza, por eso tomé esa decisión”, expresó.


“En esta transición nosotros dejamos un estado ordenado, con las cuentas al día. El único déficit que tiene la provincia es lo que pagamos de subsidio de gas envasado, que son 1.300 millones de pesos. Luego tenemos todas las cuentas ordenadas y vamos a hacer un traspaso donde quede constancia en un expediente administrativo. Ofrecimos trabajar de manera conjunta en un presupuesto, o que nos digan qué presupuesto quieren enviar. En su momento cuando hicimos la transición, el gobierno envió un presupuesto que modificamos, porque teníamos mayoría legislativa. El gobierno que va a asumir no tiene mayoría legislativa y nos parece beneficioso que desde el inicio pueda enviar un presupuesto acorde a lo que plantean para su gestión de gobierno. Por eso hemos ofrecido esta posibilidad y esas reuniones se van a mantener”, concluyó Bertone.

 

Crónicas Fueguinas