A 3 años del temporal en Comodoro, ninguna de las obras para evitar inundaciones fue licitada

Los proyectos que dejaron pendientes las últimas gestiones aguardan ahora la decisión del gobierno nacional para avanzar en acciones concretas.
lunes, 10 de febrero de 2020 · 20:37

A poco cumplirse tres años de la catástrofe climática de Comodoro Rivadavia, ninguna de las obras fundamentales para evitar un suceso similar se encuentra siquiera en proceso de licitación. Los proyectos que dejaron pendientes las últimas gestiones aguardan ahora la decisión del gobierno nacional para avanzar en acciones concretas.

Las obras para evitar inundaciones en cada lluvia por encima de lo habitual en Comodoro Rivadavia se dividen en cinco aspectos principales, según el detalle de proyectos que en su momento fue divulgado por autoridades nacionales y municipales. La construcción de canales pluviales de avenidas Roca, Chile y Fray Luis Beltrán se suma a la realización de reservorios en zonas sur y norte, a fin de contener las lluvias de gran magnitud, a manera de ‘diques’, para regular posteriormente su evacuación hacia el área costera.

Vale recordar que la escala de obras a realizar depende de financiamiento del Estado nacional. En su momento, en las primeras semanas posteriores a la catástrofe iniciada el 29 de marzo de 2017, el gobierno de Macri hizo una evaluación genérica de un costo del orden de los 900 millones de pesos, valor que hoy queda desactualizado por la inflación acumulada en los tres años que habrán de cumplirse el mes próximo.

En la elaboración de los proyectos ejecutivos hubo una serie de demoras, cuyos motivos y culpas seguirán endilgándose entre los distintos sectores involucrados (es decir Municipio, Provincia y Nación), pero que en la práctica llevaron a que recién sobre fines del año pasado se pudiera contar con la aprobación de los mismos y su elevación a la Subsecretaría de Recursos Hídricos de Nación. Ahora, en teoría, resta que ese organismo nacional active los llamados a licitación correspondientes.

Detalles de las obras

El proyecto “Reservorios” de zona sur comprende una serie de obras, entre las que se cuentan los  terraplenes de cierres y las estructuras de descargas de cada reservorio. Se trata de 4 “piletas” o “diques”, de alrededor de 300 metros por 150 de ancho y cerca de 20 metros de altura, donde se albergará el agua de lluvia, para luego posibilitar la descarga de modo estable hacia los canales pluviales a construir en avenidas Roca y Chile, para descargar hacia el mar. Tres de las contenciones se ubicarán en Cañadón de las Quintas y un cuarto ubicado al norte de este dicho sector: se deben realizar excavaciones para fundación de cada terraplén, obra de cierre, construcción de terraplenes, protecciones y caminos de acceso, entre otros.

Según consta en el Estudio de Impacto Ambiental (tanto el de zona sur como el de zona norte fueron financiados por el municipio, ya que Provincia no dispuso de fondos para afrontar el costo), divulgado en junio del año pasado por ADNSUR, sólo el costo estimado para esta porción de obras, es decir sin contar lo relativo a la zona norte, se ubicaba en el orden de los 400 millones de pesos.

Además de los 4 reservorios, en zona sur hay otros dos proyectos asociados. Según describe el Estudio de Impacto Ambienta, el primero es el proyecto de construcción de los pluviales principales los cuales tendrán por finalidad transportar el agua de lluvia caída en la cuenca sur luego de su almacenamiento en los reservorios. Se incluirán el nuevo pluvial de la Av. Chile, la Av. Roca, la Av. Polonia y el nuevo pluvial denominado “Descarga al mar”. El segundo proyecto es denominado “Malla fina” y contempla todas las obras menores a construir para conducir el agua hacia los pluviales principales.

Gran parte del año pasado se consumió en resolver la situación de los dueños de terrenos que se verían afectados por la construcción de las obras, lo que finalmente se resolvió a través de la figura de “servidumbre forzosa”, que permite al municipio avanzar sobre terrenos privados pero que resultan de utilidad pública.

Desde el municipio se había solicitado al gobierno nacional que los proyectos fueran segmentados en distintas etapas, ya que había posibilidades de licitar en forma previa las obras correspondientes a la descarga sobre el área costera, en la zona sur, o bien se pudo haber avanzado en zona norte, donde los reservorios a construir no afectan terrenos privados. (ADN Sur)

Valorar noticia