Ibuprofeno inhalado: producen y entregan gratis un medicamento que pone contra las cuerdas al Coronavirus

Sandra Chiesa habla rápido, y en la velocidad, contagia energía y optimismo, de ese que no abunda en tiempos de pandemia. Sin embargo, lo que más va a asombrar a su interlocutor es la historia que va a contar.
domingo, 1 de noviembre de 2020 · 11:30

Como un relato propio de otro tiempo y lugar, revelará que un grupo de profesionales argentinos se han puesto de acuerdo desinteresadamente para difundir, producir, y entregar gratuitamente a quien lo requiera, previa prescripción médica, un medicamento que acorrala al Covid-19: ibuprofeno inhalado.

“Es así, vamos a pérdida con esto, ponemos plata de nuestro bolsillo. Compramos los insumos, producimos el medicamento y lo entregamos gratis a quien presente una prescripción médica”, precisa la farmacéutica, con una naturalidad que no se corresponde con la dimensión de la entrega.

Y en este punto se vuelve difícil discernir si lo más relevante de la historia es el desarrollo de un medicamento que -según cada vez más profesionales de la salud- ayuda significativamente a la recuperación de los enfermos de Covid o que un grupo de farmacéuticos, contra viento y marea, promuevan su uso desinteresadamente, financiando con su propio dinero y esfuerzo la provisión del producto.

Lo central que hay que saber de esta historia es que desde hace años se investiga en la Argentina el uso de ibuprofeno en una solución apta para ser empleada en nebulizaciones destinada al tratamiento de una enfermedad respiratoria denominada fibrosis quística. Lo nuevo es que investigadores argentinos descubrieron que el ibuprofeno inhalado tiene un efecto positivo inmediato sobre la salud de los pulmones de un enfermo con coronavirus.

“Logra desinflamar los alveolos y las vías respiratorias a través de moléculas de Ibuprofeno inhalado que llegan ahí, al sitio de acción, mediante una nebulización”, explica Chiesa.

LOS LABORATORIOS NO OFRECEN IBUPROFENO PARA INHALAR

El problema es que este medicamento no existe en el mercado actualmente. Hay Ibuprofeno en cápsulas, en jarabe, en ampollas y hasta en crema, pero no hay en el mercado Ibuprofeno para nebulizar, y aquí se inicia esta cadena de favores en la que son protagonistas exclusivos por ahora los farmacéuticos formulistas argentinos integrados a una red de profesionales que se denomina Magistralmente, de la que Sandra actúa ahora, circunstancialmente, como vocera ante Info Región.

Y no sólo proveen de este medicamento sin cargo a quien se acerque a esa amplia red de farmacias de todo el país, también ofrecen capacitación gratuita a cualquier otro colega que se haya formado como “formulista” para que pueda producir el medicamento y ponerlo a disposición de la comunidad.

Sandra es una “formulista” joven de Junín, donde tiene su farmacia. Desde el 2000 produce medicamentos en su propio laboratorio adaptando dosis de drogas de uso común en adultos para ser suministradas a niños. Su día arranca más temprano que de costumbre y termina más tarde para poder cumplir con pedidos que ella misma financia con sus recursos, pero no se queja. Con humildad, afirma que es el “granito de arena” que cada uno debe poner desde su lugar para afrontar esta pandemia.

– ¿Qué es exactamente lo que producen y quiénes lo hacen?
– Somos un grupo de farmacéuticos formulistas, que tenemos laboratorio dentro de nuestras farmacias y estamos formados para realizar lo que se denomina recetas magistrales. Hacemos ibuprofenoato de sodio, que es la sal activa que se disuelve en un buffer de bicarbonato. Eso está perfectamente autorizado dentro de nuestras competencias.

EL ROL DE LA ANMAT

– ¿Por eso pueden hacer este medicamento?
– Claro, nosotros estamos capacitados profesional y legalmente para producir diferentes presentaciones de medicamentos. En nuestro laboratorio hacemos espironolactona jarabe, Inhalapril jarabe, morfina en gotas. Nada esto existe en el mercado entonces Anmat (Agencia gubernamental que autoriza la producción de alimentos y medicamentos) no tiene el protocolo de estructura realizado como para cualquier laboratorio de marca.

– ¿Y por qué ustedes pueden producirlo si no tienen autorización de la Anmat?
– Para hacerlo de manera magistral no es necesaria una autorización de la Anmat. Los farmacéuticos estamos autorizados a hacer esto siguiendo las normas de trazabilidad, que nosotros denominamos buenas prácticas de preparación en farmacia, somos especialistas en medicamentos.

– Entonces cualquier farmacéutico formulista está en condiciones de producir ibuprofeno inhalado.
– Sí, el respaldo que nos da el Colegio de Farmacéuticos y el Ministerio de Salud de Provincia, es lo que nos permite hacer estas presentaciones de medicamentos, incluidos el ibuprofeno, que es una droga autorizada que se presenta en cápsulas, jarabe o cremas, pero no inhalable. Nosotros no necesitamos una autorización específica de la ANMAT para hacer ibuprofeno nebulizable.

– Es decir que lo pueden producir y proveer a cualquiera que lo pida.
– Siempre que un médico lo prescriba, porque esa es el modo en que nosotros sacamos nuestros medicamentos de la farmacia. Esta es una fórmula farmacológicamente activa, no es como una crema antiedad que podemos vender sin receta.

– Usted dijo que hay Ibuprofeno en diferentes presentaciones. ¿Por qué no hay uno nebulizable en el mercado?
– Probablemente a ningún laboratorio le resultaba interesante desarrollar una presentación nebulizable porque no había tanta cantidad de gente con estas patologías para que sea atractivo comercialmente.

LOS EFECTOS DEL IBUPROFENO INHALABLE EN LOS PACIENTES CON COVID

– ¿Por qué deciden hacer este medicamento orientado a pacientes con Covid-19?
– Ibuprofenoato de sodio, que es lo que hacemos, se viene investigando desde hace años para tratar la fibrosis quística. Cuando vimos que daba resultado para esa enfermedad, que se presenta con un cuadro muy parecido al del Covid, decidimos reflotar esos estudios y comenzar a producirlo nosotros

– ¿Quiénes son “nosotros”?
– Somos un grupo de unos 300 farmacéuticos formulistas de todo el país, que se llama Magistralmente. Varios de mis colegas se dedicaron hace meses a desarrollar esta fórmula. Una vez que la tuvieron estabilizada y estandarizada nos bajaron el lineamiento. Nosotros la probamos, la aprendimos bien, y ahora capacitamos a colegas.

– De acuerdo a la información que ustedes manejan, ¿qué efectividad tienen las nebulizaciones con ibuprofeno en pacientes con Covid?
– A nosotros los médicos nos han contado experiencias positivas. Hay médicos que están muy satisfechos con los resultados. El ibuprofeno es una activo que desinflama. Con una única dosis de inhalación se perciben cambios positivos. Hay gente que nos manda textos, audios, y eso nos da fuerzas. Eso nos ayuda a seguir, es nuestro motor, porque a veces te dan ganas de colgar los guantes cuando escuchás y ves ciertas cosas.

– Prácticamente desde que comenzó la pandemia se habla de este tratamiento, sin embargo no se expande su uso ¿por qué cree que pasa eso si es tan efectivo?
– Bueno, hay gente que pone trabas, pero no me meto en eso porque me saca energías. Hoy tenemos que ser conscientes de la realidad que vivimos y sumar en lugar de restar. Personalmente llego más temprano al trabajo, me voy más tarde y no cobro más por lo que estoy haciendo. Lo hago porque creo que esto sirve, pero a veces escuchamos cosas que nos sacan la energía.

EL SUMINISTRO DEL MEDICAMENTO TAMBIÉN ES SENCILLO

– ¿Cuánta confianza le tiene al tratamiento con Ibuprofeno inhalado?
– No es algo mágico, se debe usar con otros tratamientos complementarios. Pero estoy convencida que ayuda y mucho. En determinadas condiciones se negativiza el virus. En solución hipertónica se debilitan las conexiones que tiene el virus para unirse y atacar a las células. Entonces nosotros redirigimos nuestra producción para hacerla en solución hipertónica en lugar de isotónica como lo veníamos haciendo.

– ¿Si tuviera un familiar con Covid-19 se lo suministraría?
– Sí, por supuesto. Nosotros mismos, cada vez que nos vamos de la farmacia, lo usamos. Lo pruebo personalmente como control de calidad y además, como estamos en un ámbito de riesgo, lo usamos como prevención. Es una droga que no tiene efectos secundarios, no hay efectos adversos. Ibuprofeno es una de las drogas más estudiadas en el mundo, junto con la aspirina.

– ¿Cómo se suministra? ¿Desarrollaron también protocolos de administración de la droga?
– Hay protocolos de uso para el ibuprofeno inhalado armado por médicos de acuerdo con lo que fueron viendo. Como sugerencia de posología ellos armaron una estrategia. Nosotros cuando entregamos el producto le damos a los médicos un documento con las instrucciones que han dado resultado. Lo hacemos como sugerencia, ellos después dosifican. Nosotros les aportamos una herramienta, los médicos la usan.

– ¿Es necesario algún equipamiento especial para suministrarlo? Se hablaba de unas máscaras especiales…
– No, es muy simple la administración. No es necesario que se aplique con máscaras especiales, quedó demostrado que no hace falta. Con un nebulizador ultrasónico y teniendo una buena higiene es suficiente. Para evitar el contagio, el paciente lo debería inhalar en un contexto de aislamiento, pero no es necesario ningún equipamiento especial.

VENTAJAS Y DISTRIBUCIÓN GRATUITA

– Se trata de un medicamento económico, fácil de producir, fácil de suministrar y, de acuerdo a la experiencia de quienes lo están probando, muy efectivo para el tratamiento de enfermos en medio de la pandemia ¿Qué hace falta para que se expanda su uso y se aplique masivamente?
– Lo único necesitamos es que esto se difunda, que los médicos lo pueben, que los pacientes lo usen, nada más. Cuánto antes se suministre el ibuprofeno inhalado es mejor, menos daños hará el virus. En Tucumán hay médicos que se han agrupados para aplicarlo y compartir su experiencia. No es milagroso, pero es un tratamiento que ayuda mucho.

– ¿Cuál es el precio de la dosis?
– No, nosotros no lo vendemos, lo entregamos gratuitamente a las personas que presentan una prescripción médica. Nosotros vamos a pérdida con esto.

– ¿Por qué lo entregan gratis, por qué no cobran al menos el costo de producción?
– Nos pusimos de acuerdo todos los colegas en esto, lo vemos de esta manera, estamos en una situación difícil y queremos ayudar. (Inforegión)