En un avión del Aeroclub Río Grande trasladaron a un paciente a Río Gallegos

El operativo se realizó con éxito el pasado 12 de octubre, pero trascendió recién en las últimas horas. El Presidente de la institución fueguina dio detalles respecto al trabajo realizado.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 11:08

 

Un paciente con domicilio en la ciudad de Río Grande fue trasladado en las últimas horas por motivos médicos a la localidad santacruceña de Río Gallegos.

La novedad es que esa derivación fue realizada por una nave afectada a Aeroclub de nuestra ciudad, que se volvió a poner al frente de un operativo de este tipo.

«Nosotros al ser contactados por el Aeroclub el Chalten activamos nuestra guardia e iniciamos el trámite administrativo que requieren las operaciones aéreas bajo el marco de pandemia actual», comentó el presidente de la institución fueguina, Federico Herlein.

Además, precisó que el tiempo de vuelo fue de 1.5 horas: en el avión viajaron dos pilotos y la persona que iba a realizarse los estudios médicos. «Como era un tratamiento ambulatorio, la persona no requería de médicos acompañantes ni de equipos especiales», aclaró el piloto.

El vuelo cuenta con un estricto protocolo sanitario en el marco del Covid, que fue confeccionado y presentado por la FADA, la federación de aviación, y aprobado por el Ministerio de Salud de la Nación.

Federico Herlein es piloto comercial de primera clase, e instructor de vuelo y trabajó en la Dirección Provincial de Aeronáutica Santa Cruz: «Me crié en Gallegos pero por razones laborales estoy en TDF. Actualmente soy el presidente del Aeroclub Rio Grande  lugar en donde doy instrucción y fomento la aviación civil». Federico es hijo de Daniel Herlein, un reconocido piloto de Río Gallegos de extensa trayectoria y también al servicio de la comunidad para ayudar en situaciones críticas.

Si bien Tierra del Fuego cuenta con un avión sanitario, Herlein resaltó que «los clubes estamos poniendo a disposición de toda la comunidad nuestros aviones; cuando nos convocan nuestro avión está listo y solo lleva algunas horas configurarlo para volar. Hoy toma más tiempo todas las gestiones administrativas que hay que realizar para coordinar la operación con las autoridades Aeronáuticas que por cierto colaboran y se ponen a disposición cuando se generan este tipo de vuelos».

Debido a que el paso terrestre por Chile está restringido por la pandemia, la opción aérea adquiere una importancia sustancial. «Durante la pandemia ya volamos más de 40 horas, alrededor de 10 vuelos y fuimos convocados para distintas operaciones», repasa el piloto.