Desaparecieron 28 mil municiones para FAL en un batallón del Ejército en Neuquén

Ocurrió en el Batallón de Ingenieros M6 de esa provincia. Intervienen la Justicia Federal y autoridades militares.
domingo, 25 de octubre de 2020 · 12:33

 

La Justicia federal y autoridades militares investigan el faltante de casi 30 mil municiones en el Batallón de Ingenieros M6, a la vera de la ruta nacional 22, en Neuquén.

"Están allanando el Batallón de Ingenieros M6 del Ejército en Neuquén porque faltan 30.000 tiros de FAL. Escándalo", escribió este sábado a la noche Florencia Arietto, abogada penalista y ex asesora de Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El faltante es de 28 mil municiones de calibre 7,62 para Fusil Argentino Liviano (FAL) y fue detectado este viernes.

En un comunicado, el Ejército aseguró que "se inició una actuación de justicia militar" debido al "presunto" faltante de munición. Asimismo, se dio intervención a la Justicia Federal, con el objetivo de comenzar "el proceso de esclarecimiento del hecho". También participan de la investigación la fiscal de turno y el Comandante de la Brigada de Montaña VI.

"Tras las medidas tomadas, el Ejército Argentino se encuentra a disposición de las autoridades judiciales a fin de colaborar con una pronta resolución de lo sucedido", concluye el comunicado.

De acuerdo al sitio La Nación, tras el recuento de municiones las autoridades citaron al suboficial que se encontraba a cargo del área. Interrogado por el faltante de material militar, el hombre entró en crisis y sufrió una descompensación.

Además, advirtió que su camioneta estaba llena de explosivos, lista para ser detonada. Por ello, la brigada de Explosivos de la Policía Federal actuó en el lugar y logró desactivar el material ubicado en el vehículo.

Faltantes similares ocurrieron entre fines de 2014 e inicios de 2015.

En diciembre de 2014, la Justicia federal de Rosario inició una investigación por la desaparición de unos 26 mil proyectiles de 9 milímetros en el Batallón de Arsenales 603 de Fray Luis Beltrán, en Santa Fe. Dos oficiales y cinco suboficiales fueron suspendidos en aquel momento.

Un mes más tarde, se detectó el robo de un misil Tow 2, con capacidad de perforar vehículos blindados. Sucedió en el Escuadrón Caballería Blindado 1 de La Plata. Si bien el Ejército lo calificó como “material sensible”, en aquella oportunidad destacó que no se habían llevado ningún lanzador, necesario para utilizar el misil.