El drama del remisero, Luis Ponce

La situación del vecino Luis Ponce es angustiante, luego de hacer un viaje con pasajeros autorizados a volver a Río Gallegos, tras haber tenido un accidente en la ruta dirigiéndose a Mendoza.
martes, 6 de octubre de 2020 · 08:28

Según indicaron desde el Partido Obrero en Puerto San Julián, el vecino de dicha localidad, remisero, que llevó a estos pasajeros no ingresó a Río gallegos sino que los dejo en el control policial que se encuentra a 20 kilómetros de la ciudad.

Al regreso a la localidad, a Ponce se le informó que debería cumplir cuarentena obligatoria de 14 días, situación de la que nunca fue informado previo al viaje siendo que él ya había tenido otros viajes fuera de la localidad donde sí había sido notificado de la cuarentena que debía efectuar al regresar, y otros compañeros remiseros en viajes de fechas cercanas a la suya también acreditan la notificación de "autorizado debiendo cumplir con el aislamiento obligatorio".

Advirtieron que la autorización de Ponce no estableció nada de lo a que posterior fue anoticiado, y desde el COE local se le manifestó que "vamos a investigar quien autorizó esto" pero la restricción domiciliaria debe cumplirla igual.

Frente a la situación de no poder trabajar a sus 62 años, y que es la única fuente de ingreso que tiene, decidió en el día de la fecha anunciar la medida de instalarse en una carpa frente a la intendencia con la finalidad de generar un reclamo que, ante gran parte de la sociedad, parece justo.

Ponce entiende que no debería hacer cuarentena por el hecho de que no ingresó a Río gallegos, qué es una zona roja por la circulación comunitaria del virus, y su reclamo es poder seguir realizando su trabajo con normalidad, como cuándo traslada a los pilotos de avión que llegan a la localidad de otros lugares del país. La solución qué se le brinda desde el legislativo es esperar en casa hasta que puedan hablar con el COE local, desde el ejecutivo no recibió solución alguna, pasadas ya las 21 horas se presentó un patrullero afuera de su casa para evitar qué José Luis lleve adelante la protesta que había anunciado en distintos medios en la mañana del lunes.

"Desde el Partido Obrero nos solidarizamos con "Jota ELe", un remisero conocido de la localidad que trata permanentemente de cuidarse él y a sus pasajeros -habiendo sido de los primeros en implementar la separación mediante un divisor plástico dentro de su vehículo- y que está sufriendo 1a arbitrariedad ya que, como denuncia el propio JL, las medidas que se toman son depende de a quién se dirigen", indicaron.

Luego agregaron: "Repudiamos la poca empatía que se tiene desde el poder legislativo hasta el ejecutivo y pasando por el COE local, señalar también la ausencia de los defensores del Estado en materia judicial, que con situaciones como estas la única solución que tienen para brindarle al trabajador es el hostigamiento, la persecución o la represión. Llamamos a la organización a todos los compañeros remiseros en apoyo a uno de ellos, que aparte de ser un trabajo precarizado con muchas horas de dedicación al volante deben padecer incoherencias e incompetencia de quienes tendrían que garantizar sus plenos derechos."