Río Grande llora la pérdida del Tano Hernández

Los golpes del Covid no paran; ayer por la mañana se llevó a uno de los grandes de la ciudad, dejó de existir después de pelearla mucho el Tano Hernández, el hombre que le dio una identidad a la gran barriada de Chacra II y zonas aledañas, a través del Club Real Madri
viernes, 27 de noviembre de 2020 · 12:07

 

Carlos Orlando Hernández, tal cual rezaba su DNI, oriundo de Comodoro Rivadavia y con más de tres décadas en Río Grande, comenzó su historia como jugador de fútbol en el Club CAP primero y en QRU después, y una vez que colgó los botines decidió crear su club y atender las necesidades de los más pequeños, sin soñar entonces con la realidad que vive hoy la institución.

A Real Madrid lo fundó el 11 de diciembre de 1989 junto a su hermano, hermana, señora y hasta vecino lindero, Guillermo Pereyra.

Sus comienzos fueron en la LIFI, el fútbol infantil de los inicios de los ‘90, y fue el trampolín para que los centenares de chicos se fueran acercando a un ser muy carismático que tenía un vínculo singular con los pequeños primero, con los adolescentes después, y finalmente con los hombres que son hoy esos jugadores.

Una de las tantas veces que el Tano Hernández le abrió las puertas de su casa a El Sureño.

Y el Tano era así; un ser bonachón, siempre con una sonrisa amplia a la hora de saludar, respetuoso de sus pares y respetuoso de los medios de prensa que por dieciséis años lo “molestamos” por notas e información, nunca un pero, siempre una solución para poder cumplir con nuestro trabajo.

Ganador nato

Una vez que volvió la Liga Oficial de Fútbol al terreno federado de la mano del Consejo Federal de Fútbol dependiente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Real Madrid se afilió al ámbito local y comenzó a competir y el Tano llevó a su equipo a obtener el primer título oficial de ellos y de la nueva Liga en 2006.

Su mirada concentrada en sus dirigidos, siempre dejando una enseñanza. Título 2009 en el Poli de Chacra, su segunda casa; los hinchas agradecen al padre de la criatura. Foto Salonista.com.ar

En el 2007 se le escapó el Bicampeonato al perder desde el punto penal el campeonato a manos de O’Higgins, pero en 2008 no sólo tuvo revancha, sino que ganó cinco títulos consecutivos, el primer pentacampeón de la ciudad; así como se acostumbró a ganar hasta convertirse en el técnico más ganador de la historia del deporte en Río Grande con seis conquistas, fue respetuoso cuando la mano no vino bien; hasta el día de hoy no alcanzó un logro más aunque alcanzó tres subcampeonatos.

Y ese 2006 será el más grandioso en la historia de la institución, dado que en esa temporada también se alzó con sus primeros dos certámenes oficiales en Futsal CAFS; un Hexagonal clasificatorio a la División de Honor, y de inmediato el campeonato Fundacional que reemplazó ese año al certamen Apertura y que determinó la división de categorías en el 2007 con las Copa de Oro y de Plata.

El entrenador más exitoso de Río Grande de fútbol, abandona su hábitat. Hasta siempre.

Por la importancia de los dos eventos, el Tano Hernández rompió con el mito de no tocar a sus dos equipos, al Real Madrid y al Real Madrid Amarillo pese a que dividía fuerzas, y cuando tomó la decisión de armar un equipo con los mejores valores de ambos elencos, conformó un plantel casi invencible que de haberse mantenido unido un tiempo más, se hubiese cansado de dar vueltas Olímpicas.

Pero fue el puntapié inicial para comenzar a ganar, y desde ese 2006 y hasta el año pasado, el Xeneize de Chacra alcanzó nueve conquistas y siete subcampeonatos, una enormidad por dónde se lo mire.

La tristeza de todo un barrio

Ayer la noticia recorrió rápidamente todas las redes sociales y todo Río Grande se hizo eco del fatal desenlace de uno de los saxofonistas más reconocidos de la ciudad, era miembro de la Banda Musical de la Municipalidad y miembro de varios grupos musicales paralelos, su último amor fueron Los Piratas.

Su familia solicitó a las autoridades municipales que le permitieran velar al Tano en su “Templo”, el Gigante de Chacra, y las puertas del Polideportivo Carlos Margalot se abrieron con la esperanza de poder velar a Hernández en el lugar, algo que no sucedió, pero sí fue suficiente para que la “Pandilla de Real” colgara todos sus trapos y pudiese ofrendarle el último adiós.

Desde las 17:00 y hasta las 22:00, se mantuvo el gimnasio abierto, y la familia del Real culminó la despedida con una extensa caravana por todo el barrio donde las bocinas se hicieron escuchar por un largo tiempo mientras la noche se apoderaba del día más triste de Chacra II.

Ahora viene lo más difícil, el consuelo a la familia, a los allegados más íntimos y a la reconstrucción de la institución, dado que todo el empeño que el dirigente le puso a la contención de los chicos del barrio, le restaron fuerzas para sus otros dos sueños, la sede social propia y el gimnasio propio, deuda que ya han prometido saldar quienes tengan la complicada misión de tomar las riendas de la institución, porque estar después del Tano Hernández no será sencillo y llevará su tiempo, por lo que la paciencia debería ser la palabra a aferrarse para que Real Madrid no muera nunca y pueda seguir honrando a su creador. Hasta siempre.

 

El Sureño

Galería de fotos