Polémica por stand británico en Uruguay que promociona a las Malvinas como un territorio escindido de Argentina

La presencia de un stand británico en una exposición comercial en Uruguay que promociona a las Islas Malvinas como un territorio escindido de Argentina provocó muestras de rechazo desde el Gobierno nacional y la provincia de Tierra del Fuego.
domingo, 13 de septiembre de 2020 · 10:58

El gobernador fueguino le reiteró al órgano regulador de los emoticones el pedido de incorporación de un nuevo emoji sobre las Malvinas asociado a la insignia de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

"Rechazamos que en un stand británico, en una exposición privada de agricultura en Montevideo, se pretenda promover a las Islas Malvinas como una entidad diferenciada de Argentina", señaló la Cancillería a través de un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

"Apelamos al tradicional apoyo de Uruguay en la Cuestión Malvinas para evitar que el hecho se repita", añadió.

En la misma línea se expresó en la red social el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, quien en una serie de mensajes dirigidos al presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, sostuvo: “Como Ud. sabe estos actos de provocación británicos -que se enmarcan en una multiplicidad de hechos similares- se vienen repitiendo desde hace más de cuatro años, motivando las consecuentes protestas de nuestro país”.

“Estos hechos tienen como fin último procurar construir apoyos en distintas partes del mundo a la ocupación que realizan de una inmensa parte de nuestro territorio y buscan menoscabar nuestros legítimos e irrevocables derechos soberanos sobre las Islas Malvinas y a su vez buscan promocionar las actividades económicas de las islas tendiendo, este accionar, a afianzar la presencia ilegal británica en nuestros archipiélagos australes”, agregó.

“Asimismo”, escribió Melella, “estas acciones son contrarias a las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas que instan a las partes a abstenerse de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las Islas estén atravesando por el proceso de descolonización”.

“Es difícil transmitir lo que representa para nuestro pueblo las implicancias de no poder ejercer nuestros derechos en la totalidad de nuestro territorio, siendo que una inmensa parte del mismo ha sido arrebatada por la fuerza por una potencia extrarregional y en la que cientos de compatriotas ofrendaron su vida para defenderla. Una región, en donde además de esta situación, nuestros recursos naturales son sistemáticamente saqueados, y en la cual la seguridad de nuestros pueblos y la del resto del continente se ve amenazada por la creciente e innecesaria militarización británica del Atlántico Sur”, afirmó.

El mandatario fueguino explicó que “ello confronta de manera directa y provocativa con la decidida vocación pacífica que sostienen todos los Estados con costas a dicho espacio marítimo, tal como ha sido reiterado en diversas reuniones ministeriales de la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZOPACAS) y como también lo sostiene toda América del Sur, poniendo en jaque al medio ambiente y seguridad Internacional”.