Peón rural llegó caminando a yacimiento minero pidiendo ayuda

La alerta de operarios del yacimiento minero que asistieron a Rosales, dieron cuenta de mencionó que le iban a pagar 20.000 pesos por 4 semanas, pero no sabe cuando.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 08:16

En el mediodía del domingo 13 de septiembre un hombre que dijo apellidarse Rosales, mendocino, peón de la Estancia Laguna Blanca, lindante al Yacimiento y zona de operaciones de Cerro Vanguardia, apareció caminando por el borde de uno de los pits mientras se realizaban movimiento de carga de material, poniendo en riesgo su vida, para pedir electricidad y poder cargar su celular, ya que en el puesto donde trabaja no tiene luz ni gas. Manifestó que le dijeron que iban a volver y no volvieron, que comida tenía.

La alerta de operarios del yacimiento minero que asistieron a Rosales, dieron cuenta de mencionó que le iban a pagar 20000 pesos por 4 semanas, pero no sabe cuando.

La gravedad del hecho, además del presunto abandono de persona que estaría atravesando el mencionado peón rural, radica en que la zona de trabajo por donde este hombre llegó caminando es también un área de alta peligrosidad, por voladuras con carga de explosivos. Lo que se denuncia es que no es la primera vez que esto ocurre, anteriormente ya hubo un matrimonio que tuvo que irse por problemas similares, y otro peón también llegó un par de veces caminando a pedir agua, a pedir comida.

En comunicación con antiguos operarios mineros, desde El Otro Día Web pudimos recabar que en agosto del 2016 se encontró en la misma estancia el cuerpo sin vida de “Cirilo”, un conocido hombre muy mayor que reiteradas veces fue asistido con víveres por personal de seguridad de la empresa minera.

Ante reiterada evidencia de superexplotación laboral y abandono de personas, la pregunta obligada es ¿Secretaría de Trabajo de la Provincia, delegación Puerto San Julián, no está al corriente de estos casos recurrentes en dicha Estancia? ¿a la fiscalía nunca llegaron denuncias ?

El peón por lo pronto sigue en la estancia por pura necesidad de trabajar pero en condiciones inhumanas, y desde medio transmitimos esta noticia “con miedo” de que incluso esa precaridad absoluta le sea arrebatada y Rosales sea “despedido” al hacerse público su caso.

Más vigente que nunca, a 100 años de los fusilamientos a quienes pedían “un paquete de velas y el domingo para lavar la ropa” la realidad del trabajador rural no deja de sorprender con historias que bien podrían haber sido sacadas de otras décadas.

En azul Laguna del Carbón y área pitt El Lazo, en amarillo Estancia Laguna Blanca y en rojo aproximadamente lo que hoy sería pitt Laguna El Mineral. (Fuente: El Otro Dia Web)