El pedido desesperado de una mujer que está por quedarse en la calle junto a su hijo

Belén es una vecina de 28 de noviembre que, como otros vecinos y vecinas de esa localidad de la cuenca carbonífera, la pandemia le agravó su presente económico ya complicado y es por ello que realiza un pedido urgente para que el municipio la ayude y pueda conservar el alquiler en el que vive, vendiendo comida para poder sostener el día a día
martes, 29 de septiembre de 2020 · 00:13

La situación no escapa a la que varias familias en la localidad y muchas a nivel nacional, viven hoy por hoy, una incertidumbre que aprieta, que angustia, como la de Belén y su hijo de 5 años que el miércoles, se enteraron por la dueña, se tienen que ir del alquiler que hasta ese día brindó la municipalidad de 28 de noviembre que avisó por mensaje de texto a la propietaria del inmueble que ellos hasta allí cumplirían. 

Radio Nuevo Día dialogó con la joven sobre su presente, al cual pelea para surgir pero que no tiene viento a favor por el momento quien en principio contó: "No tengo trabajo, no tengo un terreno. Tengo una tarjeta de acción social de $900 por mes, sumado a la asignación de mi hijo y las cosas dulces que vendo para sustentar el día a día." 

Luego dio cuenta de que su alquiler lo estaba pagando el municipio de 28 de Noviembre pero sólo hasta el 30 de éste mes y que se enteró de esa situación por la dueña del alquiler ya que ni siquiera la notificaron.

Respecto a los canales que intentó establecer para solucionar su situación, Belén comentó: "Dialogué con la directora de Acción Social, con el intendente y ninguno me dio solución, tampoco trabajo o un pedacito de tierra para poder levantar algo y no es único mi caso, hay otras" y agregó: "Tengo un hijo de 5 años y con la tarjeta de $900 pesos de Acción Social intento hacer cositas dulces para vender y con eso me la rebusco." 


"A veces comemos pan con leche, pero le ponemos el pecho y buscamos que hacer, planchar o lo que sea y por ir a averiguar una solución me dijeron que me iban a denunciar por hostigamiento y hoy cuando vamos a hablar nos cierran la puerta de atrás de la municipalidad y en la de adelante ponen un custodio, cuando nosotras somos gente del pueblo que busca respuestas,  porque soy una madre desesperada que no tengo como hacer."

Por último, anoticiada de la vigencia del decreto de necesidad y urgencia que rige en todo el país en el que se prohíben los aumentos de los alquileres y los desalojos, Belén señaló: "Yo tengo un contrato que nunca se respetó que es hasta mayo de 2021." 
 

La triste realidad de esta madre de la cuenca que atraviesa una realidad que no escapa a otros y otras en la propia 28 de noviembre y si exigen la presencia del estado, es así donde tiene que responder.  (El Diario Nuevo Día)