Medicos denuncian falta de medicamentos en el Hospital de Ushuaia

Medicos denuncian faltante de medicamentos para pacientes de Terapia Intensiva en el Hospital de Ushuaia.
martes, 26 de enero de 2021 · 10:32


Reclamo de médicos del Hospital Regional Ushuaia por falta de medicación en el nosocomio capitalino para los pacientes internados en terapia intensiva, este faltante hace que se utilicen fármacos alternativos, que según indicaron no tienen los mismos efectos para mantener en coma farmacológico a los pacientes, provocando con las altas dosis un deterioro mayor en la salud de los mismos. 

Los profesionales de la Salud hicieron pública su preocupación ante la inexistencia en el HRU particularmente de medicación que induce y mantiene a los pacientes de terapia intensiva en estado de coma farmacológico. 

Ante las manifestaciones efectuadas a Diario Prensa por personal sanitario del nosocomio capitalino ante el acentuado desabastecimiento en la farmacia que suministra la medicación que requieren los pacientes internados en la UTI – en donde continúan habiendo numerosos casos de COVID y un joven en grave estado por un siniestro automovilístico – el actual secretario de Estrategias Sanitarias, Dr. José Torino, confirmó la situación denunciada por sus colegas. 

El médico y funcionario fue consultado por FM Espectáculo 93.1 y respondió que efectivamente están teniendo problemas en el stock de medicación. Torino desligó todo tipo de responsabilidad en la situación a los directores del HRU y a las autoridades del Ministerio de Salud y la atribuyó a los proveedores “que no están teniendo los medicamentos que les solicitamos”. 

Los médicos desmienten al funcionario: Los médicos pusieron en evidencia lo que está ocurriendo puertas adentro del nosocomio, desestimaron los dichos del profesional que ocupa funciones en la Secretaría de Estrategias Sanitarias: 

“No es como dice el Dr. Torino. Esto está ocurriendo por la falta de previsión de las autoridades de Salud. La farmacia está literalmente vacía. Se está usando en los pacientes medicación alternativa que no tiene de ninguna manera la eficacia de la que se debe usar para inducir a los pacientes al coma y después, sostenerlos en el tiempo en ese estado. Con la medicación alternativa hay que elevar mucho la dosis y eso resulta siempre perjudicial para el paciente en definitiva”. 

La misma fuente reveló que “por un tiempo inclusive se le estuvo pidiendo prestado a la Clínica San Jorge, pero a fuerza de pedir y no devolver, eso se cortó. Lo concreto es que no hay, no hay y eso es inadmisible. Creemos que en realidad no se trata de un problema de proveedores sino que no hay partidas presupuestarias contempladas para la compra de la medicación que se requiere. Alguien se equivocó en el manejo del stock y no previó la búsqueda y la compra en tiempo y forma. Realmente esperamos que alguno de los directores del hospital salga a explicar de manera clara qué es lo que está pasando porque nosotros somos los que ponemos la cara ante el paciente y sus familiares. Y que digan cuándo se va a solucionar el problema porque las drogas son necesarias tanto en el área de sala común como en terapia intensiva en donde continúan habiendo muchos pacientes afectados por COVID y por personas que sufren otro tipo de problemas severos de salud. Y eso que afortunadamente no llegó, o todavía no llegó, la temida segunda ola de coronavirus, porque si no, no sé cómo nos las hubiéramos arreglado”. 

Los profesionales mencionaron, entre otras, drogas para inducir a los pacientes al estado de coma. “Ya no sabemos qué más hacer para que se nos suministre la medicación que requerimos para nuestros pacientes”, consignó un integrante del plantel de médicos del Hospital Regional Ushuaia, ante la necesidad de tener que recurrir a drogas alternativas por la inexistencia en el sector de farmacia, de las habituales y de uso corriente. 

“Esto viene desde hace dos semanas más o menos pero vemos que no se soluciona. El gobernador, la ministra de Salud y la plana directiva del hospital se tomaron vacaciones y parece que se desentendieron del desabastecimiento en que se encuentra la farmacia. Necesitamos ciertas drogas indispensables, como por ejemplo las que inducen a los pacientes al coma farmacológico, entre muchas otras. Ante la reiterada negativa de los encargados del sector no nos queda otra que recurrir a medicamentos alternativos, que no tienen la eficacia ni el espectro de acción que necesitamos según el caso” – agregaron otros profesionales consultados. 

“No hay presupuesto para compras, nos dijeron en alguna oportunidad, lo que es inadmisible. Es un problema tener que recurrir a un plan B a la hora de prescribir una medicación para los pacientes internados tanto en sala común como en la Unidad de Terapia Intensiva. Y tampoco queremos tener que medicar drogas que requieren de una mayor dosificación. Necesitamos que los responsables de esto aporten una solución urgente”, finalizaron diciendo.