Familia denunció que un dirigente gremial de APAP Río Gallegos los dejó sin vivienda

La entrega de las 103 viviendas construidas a través de un plan nacional con el aval de varios gremios se vio empañada por una serie de denuncias de presuntas irregularidades efectuadas por algunas familias de Puerto Deseado que, a última hora, fueron desplazadas de la lista de adjudicatarios, tal es el caso de la Gisela Álvarez.
martes, 12 de octubre de 2021 · 21:40

En diálogo con el diario Crónica, Álvarez contó que junto a su pareja Raúl Fuentes y sus pequeños hijos se encuentra viviendo una pesadilla cuando un dirigente gremial decidió cancelar la adjudicación para “calzar”, en su lugar, a otra persona que sería amiga.

“Esta persona de apellido Ojeda, sin conocer nuestra situación, nos mandó una nota unas horas antes de la entrega para decirnos que la casa que teníamos adjudicada se la iban a dar a otra persona, pero no nos explicó el motivo y nos pareció una decisión unilateral, porque esta persona si bien es del gremio APAP al que está afiliado mi marido, no es de Deseado, es de Río Gallegos y por lo tanto no nos conoce y tampoco estuvo a cargo de la inscripción de los afiliados, y no sabe cuál es nuestra situación”, detalló.

Y aclaró que la delegada del gremio en Puerto Deseado Roxana Ferreyra escribió una nota rechazando la decisión de Ojeda donde señala que Raúl Fuentes cumple con todos los requisitos exigidos por Nación y el Municipio y que nunca estuvo de acuerdo con rechazar la adjudicación.

“No tenemos nada contra la persona a la que le quieren dar nuestra vivienda, solo pedimos que no nos dejen afuera porque nosotros estábamos en la lista, mi pareja y yo somos nativos de Puerto Deseado, los chicos son nacidos aquí, y hace rato que estamos peleando por una vivienda”, dijo Gisela Álvarez.

“Presentaremos un amparo ante la justicia”

La mujer aseguró que no se dará por vencida. “No podemos quedarnos con los brazos cruzados, estamos viviendo amontonados en la casa de mis padres porque ellos tienen una casa súper chica, tenemos derecho a tener una vivienda propia, mis hijos lloran y me preguntan cuándo nos mudamos a la nueva casa, y no sé qué decirles”, planteó, al tiempo que anunció que junto a su pareja, si esta semana no hay una solución, presentaran un recurso de amparo en la justicia para que se les entregue la vivienda que les corresponde. (Diario Crónica)