Allanaron una sede de Camioneros en Comodoro Rivadavia por el robo de 30 dosis de Sputnik V

La inspección judicial alcanzó también la obra social. La Justicia investiga la desaparición de las ampollas para inmunizar a la población contra el coronavirus.
viernes, 19 de febrero de 2021 · 17:15

La Justicia de Chubut realizó este viernes nuevos allanamientos en la sede del sindicato de Camioneros y en la obra social de Comodoro Rivadavia, en el marco de la causa que investiga el supuesto robo de 30 dosis de vacunas Sputnik V.

Según informaron medios locales, personal de Infantería y la División de Investigaciones Policiales (DIP) inspeccionó las oficinas gremiales ubicadas sobre la calle Dorrego, entre España y Italia, donde se incautaron dispositivos electrónicos como computadoras.

La fiscal a cargo de la causa, Andrea Rubio, junto con el jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi, buscan esclarecer los hechos y determinar las responsabilidades en el hurto de las 30 ampollas para la prevención del coronavirus, cuya desaparición fue denunciada el pasado 8 de febrero por las autoridades sanitarias.

El insumo sanitario estaba guardado en las heladeras de la dirección del Área Programática Sur, un edificio ubicado en la esquina de las avenidas General Solari e Hipólito Yrigoyen, dentro del perímetro del Hospital Regional, el centro de salud cabecera de la ciudad y uno de los puntos neurálgicos donde se implementa el operativo de vacunación local. El cargamento perdido correspondía al segundo componente de la Sputnik V de un lote de 1.500 vacunas que desembarcaron en la localidad el pasado 19 de enero.

Hasta el momento, las sospechas apuntaban a algún miembro perteneciente al sistema de salud. El hospital Regional de Comodoro Rivadavia es el más importante del sistema de salud del Chubut y, por su complejidad, cuenta con vigilancia en los accesos y con cámaras que toman imágenes en los alrededores. Y si bien el sistema está preparado para evitar delitos de personas ajenas a la institución, no cuenta con los mismos niveles de seguridad en el plano interno.

Según informó el ministro de Salud chubutense, Fabián Puratich, se trata de un presunto hurto porque “no había ningún elemento violentado” y el consultorio donde se alojaban las ampollas entre -18 y -20º C “estaba bajo llave”.

En la última semana, la Justicia secuestró las cámaras del edificio anexo donde funciona el Área Programática Sur y arrancó con la ronda de declaraciones testimoniales al personal sanitario para dar con alguna pista que permita esclarecer el hecho. Los procedimientos judiciales en curso permanecen bajo un estricto hermetismo.

Uno de los indicios se remonta al 20 de enero, cuando comenzó la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V. Al día siguiente, tras la aprobación del ministerio de Salud provincial, el personal sanitario mayor de 60 años se inoculó por primera vez. Lo hicieron en el consultorio del área de rehabilitación. En ese marco podría haber ocurrido el presunto hurto.

Eduardo Wasserman, director del hospital Regional, informó que el hospital cede el espacio para la ejecución del plan de vacunación. Y aclaró a Infobae que no hace acopio: sólo se abre, se coloca y si hubiese excedente, se devuelve. A fines de enero se detectaron los faltantes de la segunda dosis y se determinó el sumario interno.

Las actuaciones administrativas y judiciales se producen en medio de un manto de sospechas. Los investigadores judiciales cuestionan la demora que se produjo por parte de las autoridades del sistema sanitario en hacer la denuncia sobre la pérdida de las ampollas, ya que se formuló al menos ocho días después de producido el hurto.

Además, surgió otro incidente con una enfermera identificada del hospital regional. El martes pasado, la policía le allanó la casa como parte de las pericias. La profesional de la salud se quejó porque los efectivos destrozaron objetos personales “tiraron todo” y hasta le “rompieron la puerta”.

El ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, instruyó una investigación de oficio por presunto “abuso de autoridad” a raíz de esa acusación pública. Desde el año pasado, la provincia recibió varias denuncias por excesos en el uso de la fuerza de parte de los agentes locales en el marco de la pandemia.

Fuente: Infobae