Caleta Olivia: está parapléjica y denuncia que taxis y remises no la llevan con el carnet de discapacidad porque "la municipalidad no les paga"

La vecina del barrio Jardín, Beatriz Mello, padece múltiples problemáticas de salud. Debe realizarse chequeos constantes pero viajar hasta el hospital le cuesta "ida y vuelta" unos 700 pesos. Dice que no la llevan con el carnet de discapacidad porque la comuna no les paga, y responsabiliza al intendente.
sábado, 20 de febrero de 2021 · 08:49

"Estoy parapléjica tengo problemas del corazón, la presión, pasé por dos cáncer, estoy con muchos problemas. Pero, además, me siento abandonada por la parte de acción social. Estoy tirada", describió Beatriz Mello, en diálogo con El Caletense.

Beatriz, vecina de Caleta Olivia, percibe una pensión por su condición, que solo le aporta alrededor de 18 mil pesos. A raíz del estado de su salud, necesita realizarse chequeos de forma permanente; además de tratamientos específicos.

Sin embargo, la pandemia la afectó y no pudo concurrir al nosocomio como de costumbre. Afirmó que solo cuenta con el carnet hospitalario y que "no tengo obra social". Dice que eso es así desde que padeció cáncer de cuello de útero.

En medio de toda su problemática, y pese a la recomendación de médicos, apuntó que decidió retomar los chequeos porque siente "dolores terribles, en el hígado o el páncreas", y que teme que hayan vuelto los rumores que la aquejaron.

En ese marco, surgió una nueva complicación: el trasporte. De acuerdo a la reglamentación vigente en la ciudad, las agencias de taxis y remises tienen la obligación de transportar a las personas con discapacidad sin cobrarles ningún importe; siempre que cuenten con el debido carnet que certifique su condición.

Pero eso no sucede desde hace tiempo. "No me llevan porque dicen que el intendente no les paga, y que no están para hacer beneficencia”. Así, apuntó contra el Jefe Comunal: "que les pague, porque lo responsabilizo de cualquier cosa que me pueda pasar por no poder ir al hospital", dijo.

Según la mujer, la agencia de remís cercana a su domicilio le indicó que el viaje hasta el hospital tiene un costo de 350 pesos. "Para ir y venir son 700 pesos. Cuando empiezo con los chequeos, tengo que ir dos o tres veces por semana. No tengo esa plata".

Beatriz se siente abandonada y no tiene familiares que la puedan asistir. "Hace rato que vengo sufriendo tanto soledad. Cuando uno no tiene parientes te va ayudar montoto. Yo hago responsable al intendente por no pagar los autos para los discapacitados. Me voy a morir y me van a tener que tapar la boca", culminó. (Fuente: El Caletense)