Joven de Caleta Olivia es hostigada por su ex pareja, que la golpeó brutalmente, a pesar de la orden de restricción

Dalma Narváez, una joven madre de Caleta Olivia, en la provincia de Santa Cruz, se encuentra acorralada por su ex pareja. El boxeador EF incumple la restricción perimetral y la sigue hostigando, tras haberla golpeado ferozmente en varias ocasiones.
viernes, 4 de junio de 2021 · 16:36

Dalma Narváez, una joven madre de Caleta Olivia, en la provincia de Santa Cruz, se encuentra acorralada por su ex pareja. El boxeador EF incumple la restricción perimetral y la sigue hostigando, tras haberla golpeado ferozmente en varias ocasiones.

“Tuve que radicar nuevamente una denuncia porque él no para de venir a mi casa”, manifestó preocupada ante la prensa local.

Y continuó explicando: “Yo tengo una hija menor de edad, él se para en frente de mi casa, antes de ayer se subió al paredón y subió acá arriba, a mi casa. Es una locura”.

Narváez reveló que las veces que intentaron ponerle fin a la relación, esta se tornó de carácter tóxica, y que ninguna de las dos partes podía dejarse sanamente.

Tal es así que soportó golpes del novio en muchas oportunidades. En ocasiones, la golpeaba tanto que la dejaba tirada en el piso, y allí, la pateaba.

Se encuentra acorralada por su ex, boxeador violento y manipulador a pesar de la restricción perimetral

Dalma relató que muchas veces su pequeña hija se interponía para que él dejara de violentarla, y el sujeto, también la empujaba a la nena.

La peor “paliza” fue la del año pasado, cuando la joven estaba embarazada y su novio la golpeó en el abdomen causando que lo perdiera.

Él, una vez más, le pidió que “por favor lo perdone” y hoy se lamenta, diciendo: “Yo como estúpida volví”. Además de golpearla física y emocionalmente, le destruía la casa.

Cansada de los abuso, el 9 de marzo cuando le pidió que se fuera del hogar, EF comenzó a pegarle y a patearla, la llevó hasta la habitación, la empujó contra la pared y la dejo muy mareada.

Ella alcanzó a ir hasta la cama, donde él se le sentó encima y comenzó a estrangularla. En ese momento una vez más intervino su pequeña hija, pero el hombre se ensañó aún más con Dalma y le pegó tres piñas, dejándola inconsciente.

Fuente: ANA Austral