Tuvo coronavirus, denunció mala praxis y pide a la CSS un avión sanitario para regresar a Caleta

Pablo Narváez es un empleado municipalidad que se encuentra actualmente en Buenos Aires y solicita un avión sanitario para volver a su ciudad, ya que cuenta con asistencia respiratoria. Asegura que un enfermero del Hospital Zonal le lastimó la garganta cuando estuvo entubado y dijo que a otros pacientes "les hicieron lo mismo".

Escrito en REGIONALES el

La historia de Pablo Narváez es lamentable. Hace días está privado de estar con su pareja y su bebé, mientras padece las consecuencias de salud que le dejaron haber estado internado con coronavirus. El hombre, que es empleado de la Municipalidad de Caleta Olivia y actualmente se encuentra en Buenos Aires, denuncia a un enfermero por una mala práctica.

En contacto telefónico con ElCaletense.net, Narváez manifestó que todo dio inicio en junio del año pasado, cuando dio positivo en COVID y debieron internarlo en el Hospital Zonal de la localidad. Allí, un enfermero que lo asistió le realizó una mala praxis que lo dejó sin poder hablar ni poder tomar agua, algo que sufre hasta el día de hoy.

"Estuve entubado y cuando lo pasaron a sala estuve cuatro días, estaban por darme el alta cuando un enfermero me abrió mal por la boca, me hizo fistula y me lastimó la garganta. No podía hablar ni tomar agua, pero allá me dijeron que no sabían lo que había pasado, se lavaron las manos y me mandaron a Buenos Aires", comentó.

Así comenzaron los peores meses que tuvo. En una clínica lo operaron, pasó dos meses y medio, le hicieron otra cirugía más y el 10 de octubre recién pudo volver a Caleta Olivia. En la ciudad, tuvo que estar con internación domiciliaria con asistencia de una doctora y una kinesióloga, debido a que no podía caminar.

 

Y continuó contando que "el 14 de enero (de este año) volví acá (Buenos Aires), el día 21 -hace una semana- me hicieron una endoscopia para ver como estaba, el estudio salió todo bien y me recortaron un montgomery que tengo para que pueda hablar".

Después de eso, le dieron el alta el día viernes para que regrese a la ciudad caletense y continúe su recuperación con internacion domiciliaria. Sin embargo, la obra social que tiene (la Caja de Servicios Sociales) "me tienen las vueltas con el avión sanitario", fueron sus palabras.

Pablo aseguró que desde la CSS le dicen que tiene que esperar a que lo suyo sea una emergencia. "Me tienen que llevar en un avión sanitario. Yo me descompensé cuando venía en vuelo sanitario para acá, y tengo que tener asistencia respiratoria. La caja tiene que hacer lo que corresponde, porque todos los meses nos descuentan", dijo.

Además, se enteró quién Caleta Olivia hay otros pacientes que sufrieron lo mismo. "Les hicieron lo mismo, los lastimaron y están esperando el avión sanitario. Entonces yo iría para allá y de ahí traerían a los que tienen que venir para acá", comentó y lamentó que "por este enfermero tengo que estar pasando por todo esto y privarme estar con el bebé, estoy muy débil y perdí masa muscular". (El Caletense)