Qué hacer en Las Grutas: nueve ideas para las vacaciones

Poco a poco, esta playa se fue instalando como uno de los destinos más concurridos de la costa de la Patagonia.
miércoles, 5 de enero de 2022 · 13:03

Un destino de verano que gana cada vez más adeptos por sus aguas cálidas y cristalinas, y su entorno natural.

Parte de su fama se disparó cuando en 2019, cuando la agencia canadiense Flight Network la eligió como la mejor playa de la Argentina.

Hay quienes se sorpendieron, mientras que otros confirmaron lo que era un secreto a voces.

Las Grutas está en Río Negro, en San Antonio Oeste, y la temperatura de sus aguas puede llegar a los 27° C durante el verano.

Además de las playas ubicadas en el centro de la localidad, toda la región invita a descubrir formaciones rocosas, cavernas naturales y paisajes de horizontes infinitos.

Acá te contamos qué hacer en Las Grutas: 9 imperdibles ara las vacaciones.

Qué hacer en Las Grutas: 9 imperdibles para las vacaciones
1. Playas

Las playas del centro están distribuidas en unos tres kilómetros, entre las bajadas 0 y 7.

Concentran a la mayoría de los turistas, a metros de la avenida Costanera y de la peatonal.

Las aguas del golfo San Matías pueden alcanzar los 27 ° C y el mar aquí tiene un tono azul intenso, casi transparente. Durante la bajamar, la arena puede ocupar hasta un km de ancho.

2. La Rinconada

Es el lugar perfecto para quienes prefieren algo más calmo y tranquilo para disfrutar la geografía típica de Las Grutas: acantilados de hasta ocho metros de altura, formador por la acción del mar durante millones de años.

Unos 2 km al norte de la localidad balnearia, la costa queda cubierta por el agua durante la pleamar y es el momento que aprovechan los pescadores para pescar.

Durante la bajamar queda al descubierto la restinga que permite caminatas en busca de caracoles o para observar algunos pulpos y cangrejos.

La Rinconada también es elegida por los amantes del running y el yoga. Un parador ofrece servicios básicos a los visitantes.

3. Piedras coloradas

Está a 5 km al sur de la ciudad y es una playa amplia, de declive suave, que se distingue por sus piedras rojizas.

En este lugar se puede practicar sandboard (surf en la arena), cabalgatas y pesca, además de visitar una curiosa biblioteca construida en adobe. Un parador ofrece picadas de mariscos y masajes.

4. El Sótano

También al sur de Las Grutas, un acantilado permite observar las cavernas naturales, utilizadas por los pulperos.

Durante la pleamar, se forman lagunas y pozones, que funcionan como verdaderos piletas naturales.

Es importante tener en cuenta que aquí no hay servicios turísticos, por lo que conviene comprar lo necesario para pasar el día en Piedras Coloradas.

5. Cañadón de Ostras

Unos 20 km al sur de Las Grutas, esta zona debe su nombre a miles de ostras fosilizadas, cuya antigüedad se estima en 12 millones de años.

Además de las ostras, hay caracoles, vieiras y mejillones fosilizados, algunos de gran tamaño.

Aquí tampoco aquí hay servicios.

Atención: no llevarse ostras como “recuerdo”, para respetar el medio ambiente y el patrimonio natural.

6. Fuerte Argentino

Lejos de la costa, en la meseta patagónica, a unos 40 km al sur, este sector alcanza los 153 m de altura y convoca a los fans de caminatas y escaladas.

Sobre Fuerte Argentino hay varias leyendas, como la que asegura que los caballeros templarios llevaron allí un cáliz sagrado. Las excursiones parten de Las Grutas y se realizan en vehículos 4x4.

7. Salinas del Gualicho

Otro sector de la meseta, 50 km al oeste de Las Grutas, está formado por una depresión de hasta 72 metros bajo el nivel del mar y tiene 35 km de largo y 18 km de ancho.

Es una enorme reserva de sal marina cuya producción anual oscila entre los cuatro y cinco millones de toneladas.

Para evitar las altas temperaturas, las excursiones se realizan al anochecer, lo que permite observar el reflejo de la luna sobre la capa de sal.

El Museo de la Sal brinda información sobre el proceso de extracción.

8. Área Natural Protegida Bahía de San Antonio

Esta zona, que desde 1993 integra una red mundial de reservas de aves playeras, es el lugar elegido por varias especies migratorias para anidar.

Se destacan el chorlito de doble collar y el ostrero común. Nidifican a principios de octubre, cuando comparten el escenario natural con la ballena franca austral (los ejemplares pueden verse cerca de estas costas entre agosto y octubre), delfines y lobos marinos.

9. Buceo

Frente a la Parada 3, en el centro, hay una bajada para bucear en una zona rocosa, de entre 3 y 6 metros de profundidad.

Está recomendada para principiantes y se pueden ver meros, salmones, sargos cabrillas, besugos, estrellas de mar, crustáceos y moluscos. (clarin.com)