Jueves 27 de Octubre de  2022 // 11:50 hs

En Caleta Olivia siguen sin aumento de sueldo y los municipales discuten entre ellos

Se registraron a mediodía de este jueves entre un miembro de comisión directiva y un grupo de empleados y obreros que disienten con la manera en que la conducción gremial está llevando adelante las negociaciones por una recomposición salarial acorde al elevado costo de vida  y el proceso inflacionario.

Hubo discusión entre municipales disidentes y la comisión de SOEMCO
Escrito en REGIONALES el

Los manifestantes que eran alrededor de cincuenta, liderados por tres delegados de sectores, José Avellaneda (de Rentas), Omar Khon (de la Telefónica) y Eduardo Labado (de Obras Públicas) ya había anunciado públicamente que irían a la sede del SOEMCO, ubicada en el barrio Unión.

El objetivo era requerir explicaciones concretas a la dirigencia sobre las negociaciones unilaterales que viene manteniendo con el intendente Fernando Cotillo ya que los delegados nunca son consultados por ese tema.

Aseguran que se enteran de algunos aspectos de esas conversaciones por las declaraciones que hace tanto el jefe comunal como el secretario general Julián Carrizo, a través de medios periodísticos.

Debido a que Carrizo tuvo que viajar a Catamarca por el fallecimiento de su padre, fue el secretario gremial Darío Hidalgo quien salió hasta la vereda del edificio gremial para dar las respuestas.

En principio aclaró que las negociaciones  que iban con buen curso  ahora se habían demoraron por la ausencia del líder  sindical pero que se reestablecerían en breve.

Luego de ello se sucedieron confusos intercambios de palabras subidas de tono, potenciadas por la imperiosa necesidad de alcanzar lo antes posible un incremento salarial no inferior a los 120 mil pesos para la categoría mínima (módulo 1), de acuerdo a lo que reclaman los disidentes.

Hidalgo se sintió muy molesto cuando alguien lo acusó de que la conducción gremial estaba negociando por un monto inferior a las demandas generada por el costo de vida y respondió que “no vamos a ser tan pelotudos en cerrar una pauta del 30 %” como la que se había acordado hace muchos meses.

“No nos faltes el respeto” y “no nos levantes la voz” se escuchó decir desde el sector de los disidentes, entre quienes también se encontraban varias mujeres.

Una de ellas lo increpó diciendo que el aumento que aparentemente quiere negociar la conducción gremial será en cuotas y se terminará de cobrar en marzo del año próximo “cuando el dólar se vaya a la mierda y lo que cobremos no nos va a alcanzar ni para comprar remedios en la farmacia”.

A su vez, Hidalgo les reiteró que “el acuerdo todavía no está cerrado así que yo no les puedo dar una falsa expectativa”.

Finalmente primó la cordura y todo no pasó de una fuerte discusión que se extendió por varios minutos hasta que los manifestantes plegaron algunas banderas y se retiraron.