Un médico fue baleado a quemarropa en la puerta de un hospital en Río Negro

Alejandro Vega recibió tres disparos, en el rostro, en un brazo y en la espalda. Se encuentra estable y fuera de peligro.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 18:32

Un médico fue baleado en el sector de estacionamiento del hospital de la localidad de Campo Grande, en Río Negro. El agresor le disparó a quemarropa en tres ocasiones con un arma calibre .22: uno de los balazos impactó en la espalda del profesional de la salud, otro en un brazo y el restante en el rostro, aen la zona de la mandíbula. A pesar de ello, la víctima, identificada como Alejandro Vega, se encuentra recuperándose favorablemente.

El hecho ocurrió durante la madrugada de hoy, minutos antes de las 2, y quedó registrado por una cámara de seguridad. Las imágenes son impactantes. Primero muestran a Vega arribar al centro médico a bordo de una ambulancia. Venía de trasladar a un paciente y estaba acompañado por una enfermera, además del chofer. Apenas desciende del vehículo, por detrás aparece el atacante, que se acerca y le dispara a centímetros de distancia para posteriormente escapar corriendo.

En medio de la conmoción, en la filmación se observa que Vega logra reponerse y, una vez de pie y todavía desorientado, primero trata de abrir la puerta corrediza de la ambulancia. Luego camina hacia la dirección por donde huyó el hombre que lo baleó. Todo sucedió en cuestión de segundos.

El médico generalista se encuentra estable y fuera de peligro. Fue asistido por sus compañeros y más tarde derivado de urgencia al Hospital de Cipolletti, donde permanece internado en el sector de cirugía.

El hecho es investigado por el fiscal Martín Pezzetta. Hasta el momento, el delincuente, que durante el ataque llevaba puesto un tapabocas y la capucha de su abrigo, se encuentra prófugo. Si bien todavía se desconoce el motivo del ataque, la declaración de testigos le dio un indicio a Pezzetta: se investiga si el hombre que atacó al médico sería familiar de una persona que tenía coronavirus y falleció, y si la agresión estaría relacionada a ello. Esa es la principal hipótesis que maneja el fiscal por estas horas.

Tras conocerse el caso, desde el gobierno de Río Negro expresaron el acompañamiento a Vega y se solidarizaron con el resto de los empleados de la salud. La gobernadora Arabela Carreras y el ministro de Salud provincial, Fabián Zgaib, irán a visitarlo al hospital de Cipolleti.

Por otra parte, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) repudió el atentado y reclamó por condiciones seguras de trabajo para el personal, “ya que no es la primera vez que sufren agresiones”, indicaron en un comunicado.

“Este caso pasó todos los límites. Los trabajadores reunidos en asamblea exigen de manera urgente a las autoridades provinciales y del lugar que haya personal de seguridad permanente”, señaló Dora Fernández, secretaria general de la seccional Norte de ATE.

“Los hechos delictivos se repiten constantemente: hoy tenemos un compañero herido de bala y podemos decir que a pesar de recibir dos tiros el está fuera de peligro, pero esto es muy grave y exigimos la intervención urgente de las autoridades provinciales y zonales. Las autoridades competentes tienen que hacer eco de este reclamo y proteger la vida de nuestros compañeros que constantemente están exponiendo su vida por la sociedad”, completó Fernández.

Fuente: Infobae