Juicio por abuso sexual: fiscalía pidió 4 años de cumplimiento efectivo para el ex concejal Rubén Martínez

Inició hoy el juicio al ex concejal de Caleta Olivia, Rubén Martínez, por abuso sexual de menores. La fiscalía pidió el máximo de condena para el delito de abuso sexual simple, que es de 4 años. La defensa solicitó la absolución, en su defecto una pena en suspenso, y presentó 3 nulidades.
miércoles, 7 de octubre de 2020 · 08:07

Luego de casi años con prisión preventiva, el juicio por presunto abuso sexual de menores a Rubén Martínez inició hoy. No se extenderá mucho más, porque en cinco días hábiles será revelada la sentencia.

Ante los jueces de cámara Juan Pablo Olivera Mario Albarrán y Jorge Alonso, Martínez declaró hoy. Su abogado, Heraldo Nanni apuntó al respecto: "hizo un relato y luego, en la última palabra reafirmó él no es un abusador sexual, que nunca abuso de la niña, y qué solicitaba su absolución porque nunca hizo nada como para estar en este proceso".

Por su parte, el fiscal Carlos Rearte solicitó 4 años de prisión de cumplimiento efectivo para el acusado, que es el máximo de pena tipificada para el abuso sexual simple (tocamientos). Posiblemente, su pedido guarde relación con el agravante que los hechos que le achacan a Martínez, habrían sido contra una menor, en dos oportunidades y aprovechando la situación de convivencia.

En lo que respecta a la defensa, Nanni presentó tres nulidades. La primera a la acusación del fiscal de cámara, por considerar que no se corresponde con la de la elevación a juicio que emitió el fiscal de instrucción.

La segunda a la pericia psicológica, por un cambio de fecha y la imposibilidad de ejercer contralor de la prueba. La tercera, a que Martínez fue notificado de la acusación en su contra "cinco meses después de la denuncia".

Pero, en esto último, vale recordar que el juez de instrucción dispuso la prisión preventiva por el "entorpecimiento” de la investigación que, entre otras cosas, denotó en la actitud evasiva del acusado en relación a ser notificado.
Al margen de esto, y de modo subsidiario, Nanni pidió la absolución de Martínez, o, en su defecto, la aplicación de una pena menor, que implique una condena en suspenso; es decir, sin privación de la libertad.

Finalmente, el abogado rechazó "de plano" el pedido del fiscal, y alegó que la jurisprudencia y la doctrina de la Cámara, atribuyó penas menores "para casos, incluso peores".