Un joven fue detenido en Puerto Madryn luego de asesinar a su suegra y dejarle un cuchillo clavado en la espalda

Brian Chazarreta de 24 años era intensamente buscado tras la muerte de Gladys Medina, de 57 años, madre de la pareja del joven quien había sido denunciado por violencia de género y tras una discusión terminó matando a la mujer, confesándole a su hermana que se había mandado una "macana"
jueves, 21 de octubre de 2021 · 18:59

Puerto Madryn amaneció conmocionada con la confirmación de un femicidio ocurrido entre la noche del martes y los primeros minutos del miércoles en una finca del barrio Agroforestal. En su interior Brian Chazarreta, de 24 años, asesinó de varias puñaladas a Gladys Medina, de 57, su suegra que presentaba lesiones de arma blanca en diferentes partes del cuerpo e incluso el arma blanca incrustada en su espalda.

En horas de la mañana el homicida fue capturado en una vivienda de la zona oeste, en Villarino y Santa Fe, donde fue hallado con una herida de arma blanca en la zona del tórax que se había propinado.

El ataque ocurrió en la madrugada de ayer luego de que el hombre había sido denunciado por su pareja de violencia de género.

En circunstancias que los investigadores tratan de establecer concurrió a la vivienda de su suegra. La mujer vivía sola.

Por causas que se tratan de establecer se haría generada una pelea en la zona de la cocina que terminó con el asesinato de varias puñaladas. La mujer intentó defenderse del ataque.

“Me mandé una macana”, le dijo Chazarreta a su hermana, a quien le reconoció que mató a su suegra. La Policía fue al domicilio de la mujer y encontró el cuerpo sin vida. El crimen se habría cometido con un arma blanca.

El asesinato

El hecho se produjo el miércoles, minutos después de las 1 de la mañana, cuando el atacante llegó a la casa de la mamá de su pareja, en un asentamiento de viviendas precarias, en proximidades al Polígono de Tiro, llamado Parque Agroforestal, y por motivos que aún se investigan comenzaron a discutir.

En el fragor de la disputa verbal, el hombre tomó un cuchillo y la apuñaló varias veces en la zona frontal del torso.

Tras este episodio, el joven de 24 años escapó, no sin antes dejar el cuchillo clavado en la espalda de la mujer y así fue encontrado el cadaver por los efectivos policiales.

La víctima tenía 57 años y fue identificada como Gladys Antonia Medina, por el director de Seguridad de la Policía, Paulino Gómez.

Se supo que se dedicaba a la crianza de gallinas en una casa precaria que compartía con una adolescente que no se encontraba en el lugar en el momento del hecho. “Quizá este joven aprovechó la soledad de la víctima para acabar con su vida”, agregó el comisario general en comunicación con Cadena Tiempo.

Durante la mañana la Fiscalía de Puerto Madryn había difundido una foto del hombre buscado. Chazarreta mide 1,60 y tiene tatuada una cruz en el cuello, un león en la mano izquierda y mitad del brazo derecho.

De acuerdo a los primeros datos, luego de matar a su suegra, llamó a su hermana y tras contarle lo que había hecho manifestó que quería quitarse la vida. El rastro del responsable era buscado intensamente por la Policía en inmediaciones a su domicilio del barrio Pujol 1 y en distintas partes de la ciudad.

Antecedentes

Sobre lo ocurrido, Paulino Gómez explicó que esa misma noche, la pareja del asesino lo había denunciado por violencia de género en la Comisaría y habría sido el motivo que generó la discusión con su suegra.

Se labró la orden de detención por el delito de femicidio. La causa está calificada como presunto “femicidio transversal”, ya que Chazarreta habría cometido el crimen para causarle dolor a su expareja. La pena única prevista para este delito es el de prisión perpetua.

Cerca del mediodía del miércoles el prófugo fue hallado en un domicilio sobre calle Villarino y Santa Fe. El joven se había clavado un cuchillo en inmediaciones del tórax. En forma inmediata fue trasladado al Hospital Andrés Isola donde ingresó con pronóstico reservado y con una guardia del personal policial.

Las investigaciones prosiguieron en diferentes puntos de la ciudad dado que se concretó un allanamiento en el barrio 21 de Enero donde habría estado el homicida tras el ataque. La idea es poder recabar todos los elementos que permitan encausar la investigación y poder juzgar al joven que ultimó de varias puñaladas a su suegra.

En las últimas horas se conoció que la Fiscalía investiga un caso bajo la calificación de “femicidio transversal”. El imputado, es Brian Chazarreta, quien es sindicado por el crimen de su suegra, Gladys Medina.

Desde el Ministerio Público Fiscal explicaron que “el femicidio vinculado o transversal se aplica cuando la intención de quien comete el crimen es hacer sufrir a una mujer, en este caso, a su ex pareja”. “El objetivo de quien comete el femicidio es causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación”, se señaló desde el Ministerio Público Fiscal.

La pena previsto para este tipo de delito es de prisión perpetua.

En Puerto Madryn existe ya un caso. Se trata del crimen de la adolescente Lía Vázquez, cometido en 2020 en Puerto Madryn. Su cuñado, Juan Gabriel Orellana, de 22 años, está acusado de femicidio en concurso con femicidio transversal. Horas antes del crimen había buscado en Google “puntos débiles para apuñalar”.

 

Detalles sobre la detención de Brian Chazarreta

El jefe de la Policía del Chubut, comisario general Miguel Gómez confirmó la detención de Brian Chazarreta.

Gómez brindó detalles de la detención y comentó que “la División Investigaciones de Puerto Madryn que conduce el comisario Carrasco, le dio alcance y logró detener a Brian Chazarreta, el sujeto de 24 años que estaría implicado en el homicidio de esta madrugada de Gladys Medina”.

“La Brigada de Investigaciones accedió a una información que daba cuenta que podría estar en un domicilio del barrio Oeste, fueron a chequear y estaba en una vivienda ubicada en Villarino y Santa Fe, en la casa que pertenece a un amigo de un amigo”.

Gómez también confirmó que, al momento de encontrarlo, Chazarreta “se había auto infringido una profunda lesión en el pecho con un arma blanca y estaba sangrando, por lo que fue detenido y llevado al nosocomio para su intervención. No opuso resistencia y no peligra su vida, a pesar de que la herida es profunda”.

En cuanto a la autoría del homicidio, el jefe de la fuerza dijo que “el detenido reconoció el hecho ante los efectivos policiales. Entendemos que hasta el momento no hay otros condicionantes. También está la declaración de la hermana, que es la que anoticia al personal policial a la madrugada, que el hermano la llamó y le dijo que había hecho una macana y que se iba a matar. Están los elementos que se secuestraron, los rastros y huellas que dejó en el lugar. Todos los indicios a esta instancia, hablan que tendría una responsabilidad muy marcada en este homicidio”.

Aclaró que el propietario de la vivienda donde fue hallado “dijo que no sabía lo que había pasado, que lo había visto preocupado, muy nervioso y muy tenso, pero no sabía que había concretado este homicidio”. (Diario Jornada)