Punta Arenas: joven que arremetió ebria contra militares es condenada a 122 días de cárcel

Fue sentenciada por manejo en estado de ebriedad, atentado contra la autoridad e infringir normas higiénicas. “El haber actuado con desprecio a la autoridad hace aconsejable que no se le otorgue un beneficio”, manifestó el juez.
viernes, 22 de octubre de 2021 · 10:31

 

Ayer, el Juzgado de Garantía de Punta Arenas comunicó el castigo que cumplirá Javiera Balbontín San Francisco. Tendrá que cumplir 122 días de cárcel efectiva una vez que la sentencia quede firme y ejecutoriada.

La joven se hizo célebre por arremeter en presunto estado de ebriedad su vehículo contra un militar que fiscalizaba el toque de queda. Ese episodio ocurrió el 14 de abril y se viralizó por redes sociales y matinales de cobertura nacional. No fue condenada por ello, pero los hechos se asemejan.

El tribunal la halló culpable por lo sucedido el 15 de noviembre del año pasado. Alrededor de la 1.00 hora de la madrugada, funcionarios del Ejército controlaban el Estado de Excepción en la esquina de Rómulo Correa con Frei Montalva. Intentaron detener el vehículo de la imputada, pero acometió contra los uniformados y se dio a la fuga.

Los militares lograron esquivar su arremetida y la alcanzaron en calle General del Canto. Balbontín San Francisco manejó con 0,92 gramos de alcohol por litro de sangre, de acuerdo con la prueba de alcohotest. Iba junto a otras dos pasajeras y ninguna tenía un permiso o salvoconducto.

La joven ha cumplido con arresto domiciliario nocturno desde el control de su detención. La Fiscalía la requirió para un juicio simplificado, pero se ausentó a la audiencia y el tribunal despachó una orden de arresto en su contra.

El viernes pasado la PDI concretó su detención y quedó a disposición del tribunal. La condenaron por tres ilícitos: manejo en estado de ebriedad, atentar contra la autoridad e infringir normas higiénicas. Mientras quedó en libertad, el juez Ricardo Larenas analizó los antecedentes para resolver la sentencia.

Por vía telemática, el magistrado resolvió que pagase dos penas de 61 días de cárcel por la arremetida a los militares y conducir ebria. Además, su licencia queda suspendida por dos años y tendrá que pagar una multa de casi 400 mil pesos.

El juez Larenas resolvió que la joven no pudiese cumplir la pena en libertad.

“Considerando los antecedentes personales de la condenada, la conducta anterior y posterior de los hechos punibles por cuales se le condena, teniendo presente que en el proceso hubo que ser necesario despachar una orden de detención, el haber actuado con desprecio a la autoridad –lo que confirma una conducta refractaria en escalada– hacen aconsejable que no se le otorgue un beneficio en la ley”, resolvió.

Mientras la sentencia no quede firme y ejecutoriada, la defensa podría apelar ante la Corte de Apelaciones para un eventual cumplimiento en libertad.

 

El Pinguino

Galería de fotos