Detienen a dos jóvenes que intentaron incendiar una parroquia en El Bolsón

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, dio a conocer que Gendarmería Nacional detuvo a dos personas, una de ellas menor de edad. Ocurrió en medio del conflicto con grupos autodenominados mapuches que ya protagonizaron varios ataques en la Patagonia.
martes, 26 de octubre de 2021 · 15:04

En horas de la noche de este lunes, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, dio a conocer que Gendarmería Nacional  detuvo a dos personas, una de ellas menor de edad, "que habrían sido sorprendidos con intenciones de incendiar la Parroquia Nuestra Señora de Luján”, de El Bolsón.

Según indicó Fernández, los dos jóvenes tienen domicilio “en Los Repollos”, un paraje cercano. Confirmó que el menor quedó a disposición del Servicio Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) y el mayor quedó a disposición de la justicia en la Comisaría 12 de El Bolsón.

“Esta Parroquia había sido blanco de ataques el año pasado, cuando un grupo de 15 personas encapuchadas ingresó, profanó las imágenes, golpeó al sacerdote y tomó de rehén a otro miembro de la congregación”, explicó el ministro a través de Twitter.

Desde la cartera de Seguridad confirmaron a Infobae las detenciones y precisaron que con el menor de edad ya se había dado intervención a la justicia.

Fernández se refirió también en sus redes sociales al ataque ocurrido en noviembre del año pasado, cuando 15 personas irrumpieron en el lugar para exigir que el Obispado de San Isidro retire la denuncia por el desalojo en Villa Mascardi. “Entraron dos señoras que pidieron el baño y detrás de ellas, un grupo de encapuchados que me atacaron. Por suerte, pude salir corriendo”, explicó en aquella oportunidad el sacerdote Ricardo Citadini.

Los manifestantes del episodio ocurrido en noviembre reclamaron por el posible desalojo de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi.

El conflicto mapuche en el sur del país recrudeció en los últimos días con un incendio en El Bolsón atribuido a personas que reclaman por los derechos de esa comunidad y provocó que la Nación enviara fuerzas de seguridad a la provincia de Río Negro.

Fernández negó que se tratara de hechos terroristas y sostuvo que son “irresponsables” los que califican los ataques de esa manera, al advertir que esa definición podría “generar conflictos mayores”.