Un monstruo: condenan a un abuelo que abusaba de sus tres nietas

Por unanimidad, el tribunal presidido por Gustavo Castro e integrado por Camilo Pérez y Mirta Moreno, declaró culpable al hombre de 80 años que abusó de sus tres nietas y resolvió aplicarle una pena de 20 años de prisión de cumplimiento efectivo.
sábado, 24 de abril de 2021 · 09:20

Los hechos que le imputó la fiscal a cargo del caso Silvia Pereira (foto), quien había pedido 25 años, son tres: abuso sexual gravemente ultrajante en modalidad de delito continuado, abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple (cuatro hechos en concurso real) y agravados por la relación de parentesco. La edad no lo salvó de la prisión.

El fallo de 77 páginas que difundió el Ministerio Público Fiscal, destaca que los hechos ocurrieron entre los años 2007 y 2014 en perjuicio de dos de sus nietas (hermanas entre sí) y luego de 2008 en la tercera de las víctimas, también su nieta, cuando las jóvenes eran menor de edad.

Tras la declaración de culpabilidad en la audiencia desarrollada la semana pasada, la fiscal Pereira dio precisiones sobre el juicio. “Fue largo. Fiscalía imputó 3 hechos graves de abuso sexual de un abuelo de Trelew respecto de sus nietas. Fue declarado culpable por los 3. Fueron hechos reiterados en un tiempo de 5 a 7 años aproximadamente y cuando eran menores; hoy son mayores”, precisó.

La fiscal no dudó en asegurar que las pruebas fueron “contundentes”, herramientas que para el tribunal fueron determinantes para declarar la culpabilidad por unanimidad. “Este señor venía cumpliendo prisión domiciliaria y el MPF solicitó la mutación con un veredicto de culpabilidad para que fuera alojado en un Centro de Detención. El tribunal también en forma unánime determinó que deberá ser trasladado allí y cumplir su condena”, advirtió.

La fiscal habló sobre la edad del condenado. “Tiene 80 años. La edad por sí sola no es requisito determinativo para que quede en prisión domiciliaria. Si bien tiene una cardiopatía de base que quedó acreditada en el debate, los médicos llegaron a la conclusión de que en un establecimiento de corte carcelario puede estar porque el tratamiento al que está sometido es farmacológico”.