Un basquetbolista es culpable de abuso sexual a una niña de 4 años

En el fallo, el juez Maximiliano Camarda adivrtió que porque estos delitos “ocurren entre cuatro paredes, el testimonio de la víctima resulta el testimonio más relevante”, y que niñas y niños sobrevivientes de abuso cuentan el crimen “como pueden, cuando pueden y ante quien pueden".
viernes, 3 de septiembre de 2021 · 10:20

La justicia de Río Negro halló culpable al basquetbolista rionegrino, Facundo Brizuela, de 41 años, de haber abusado sexualmente de una niña de cuatro años, hija de quien era su pareja al momento de cometidos los delitos.

La resolución del tribunal unipersonal de General Roca a cargo de Maximiliano Camarda indicó, además, que el delito fue "agravado por el vínculo, por la guarda y por el aprovechamiento de la convivencia preexistente” del que fue víctima la chiquita. El monto de la pena que cabe a Brizuela será definido en una audiencia de cesura, cuya fecha aún no está establecida.

El juez Camarda destacó el valor probatorio de las declaraciones que la niña sobreviviente de los abusos brindó en Cámara Gesell y los informes de los peritajes. También subrayó la importancia de las declaraciones testimoniales de los y las profesionales que asistieron a la chica y a su madre luego de que la niña pudo contar lo que Brizuela había hecho, y los registros de audios y comunicaciones registrados inmediatamente después de que la niña contara por primera vez lo ocurrido.

La nena pudo contar a su madre lo que había ocurrido cuatro meses después de que padeció los abusos, en medio de una crisis de angustia.

Porque los abusos “ocurren entre cuatro paredes, el testimonio de la víctima resulta el testimonio más relevante”, aseveró el fallo de Camarda, quien también advirtió que niñas y niños víctimas de abuso logran contar lo sufrido “como pueden, cuando pueden y ante quien pueden”. Por ello, señaló, que lo cuenten recién cuando pasó un tiempo desde el o los episodios no indica que se trate de acusaciones falsas ni mentirosas.

El juez enfatizó que las pruebas acreditaron que no existió ningún “complot de la madre contra el imputado” ni hay “nada que lleve a pensar que los dichos de la niña hayan sido malinterpretados por todos los adultos que intervinieron luego del develamiento".

Al momento de cometer los abusos, el oriundo de Choele Choel, que vistió las camisetas de varios clubes de Bahía Blanca, Viedma y con un paso de dos temporadas en Huracán de Trelew cuando disputaba el TNA, llevaba algunos meses viviendo en Roca, adonde había llegado para integrar el plantel de un club local, el Club del Progreso, por el cual disputaba el Torneo Federal de Básquet.

Es el segundo basquetbolista hallado culpable de abuso por la justicia rionegrina este año. El anterior fue Guido Gadañoto, condenado en junio a 6 años y 9 meses de prisión por abusar de una chica de 13 años que jugaba en el equipo del Club Deportivo Roca del cual él era director técnico. En julio, la condena fue ratificada por el Tribunal de Impugnación provincial.

Fuente: Página 12 y Redacción de Jornada Web.