Tras varios despidos

Reincorporan a más de 60 despedidos en la empresa Mirgor tras los reclamos gremiales en Río Grande

Se debe a la intervención de la cartera laboral en el conflicto desatado en una de las empresas de la familia Caputo.

La Asociación de Supervisores Mineros, Metalúrgicos y Mecánicos (ASIMRA) celebró la disposición de la Secretaría de Trabajo en el conflicto desatado con la empresa Mirgor, luego de que se conociera el despido de 68 supervisores. De este modo, las partes entrarán en conciliación obligatoria por dos semanas.

Tras los reclamos que llevó adelante la organización gremial en la planta ubicada en el Parque Industrial de Río Grande, en la provincia de Tierra del Fuego, la cartera laboral resolvió intervenir para abrir un periodo de negociaciones entre los trabajadores y la empresa perteneciente a la familia del actual ministro de Economía, Luis Caputo.

"Luego de la medida de fuerza directa que realizamos hemos logrado la reincorporación de los 68 compañeros y compañeras que habían sido desvinculados de manera unilateral e intempestiva y arbitraria por la patronal, dado que el Grupo Mirgor solicitó al Ministerio de Trabajo la conciliación obligatoria", informaron desde la seccional Patagonia de ASIMRA.

Recordemos que hace más de un año, la empresa y el gremio ya habían tensado la relación cuando el compañía dispuso el cambio de rama de los supervisores, ocasionándoles una pérdida salarial del 20%, lo que generó el rechazo por parte de la organización sindical. Posteriormente, Mirgor avanzó de manera individual y el vínculo entre las partes se quebró con los últimos cesanteos.

Cabe destacar que Mirgor es una empresa argentina que produce componentes electrónicos, móviles y de automoción y exporta productos agrícolas. Tiene su sede administrativa en la Ciudad de Buenos Aires y sitios industriales en Río Grande, Garín, Baradero y Bolívar.

Fuente: Mundo Gremial 

Esta nota habla de:
Últimas noticias de Sindicatos

Por asambleas de ATE, este lunes podrían suspenderse vuelos en 24 aeropuertos

Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE Nacional.
"Si hay cancelación de vuelos y perjuicios hacia los pasajeros, no será responsabilidad de los trabajadores. Quieren privatizar hasta nuestro cielo y no lo podemos permitir", aseveró Rodolfo Aguiar. Entre las 8 y las 11 de la mañana, sólo se garantizará la prestación de servicios mínimos esenciales como vuelos de Estado, sanitarios, emergencias, amenazas de bomba y vuelos en desarrollo.