Tecnología

El uso de la “nube” será cuatro veces mayor en cuatro años

Entre los pro de tener la información on line se puede mencionar que está siempre disponible. La contra es la falta de conectividad.
sábado, 28 de noviembre de 2015 · 12:29

La nube crecerá cuatro veces de aquí hasta finales de 2019. El dato surge gracias a la investigación realizada por Cisco Systems, una empresa internacional dedicada a la fabricación, venta, mantenimiento y consultoría de equipos de telecomunicaciones.

Según este estudio, denominado Índice de Nube, el tráfico global erá más del cuádruple a finales de 2019, pasando de 2,1 a 8,6 zettabytes (ZB). Cabe aclarar que cada zettabyte equivale a un trillón de gigabytes (o el número y 12 ceros). 

Este dato obtenido por la empresa tecnológica, además demuestra que se superará el crecimiento del tráfico del centro de datos mundial total, que se prevé que se triplique durante el mismo período de tiempo (3,4-10,4 ZB).

La nube, para quienes no lo saben, es un espacio físico de almacenamiento, similar a lo que hay dentro de nuestras computadoras, pero a nivel de internet, lo que permite el acceso a nuestra información desde cualquier dispositivo electrónico conectado a la web. 

Continuando, el informe indica que hay varios factores que están impulsando el crecimiento de la aceleración del tráfico y la transición a la nube de servicios, incluidas las demandas personales de un número creciente de dispositivos móviles; el rápido crecimiento de la popularidad de los servicios de nube pública para los negocios, y el aumento del grado de virtualización en nubes privadas, que está aumentando la densidad de esas cargas de trabajo.

"Yo utilizo la nube para subir mis fotos pero creo que no es muy segura. En realidad, pienso que es como Facebook, al menos a nivel de seguridad. Creo que es una moda que va a pasar. Yo por eso lo relaciono con fotos. La verdad es que no subiría nada más por el momento porque no lo necesito. Pero sé que otras personas la usan mucho”, contó la mendocina Eugenia Gamboa, convirtiéndose en una de las tantas personas que recién están haciendo uso de este servicio virtual. 

En tanto, desde la compañía tecnológica Druidics opinaron que los servicios en la nube han revolucionado la manera en la que las empresas almacenan información. "Al guardar archivos importantes en un servidor no localizado, los empleados pueden acceder a sus datos desde cualquier lugar del mundo, siempre y cuando tengan una conexión a internet. Desafortunadamente, las consecuencias imprevistas siempre siguen el cambio y -en este caso particular- la seguridad de datos es el sacrificio principal”, advirtieron.

Muchas opciones

Fabián Pucciarelli, analista en sistemas, detalló que las opciones para almacenar en la nube son como Dropbox o Drive de Google, por citar algunas que para él son seguras, gratuitas y económicas en caso de mayor capacidad. 

"Además tienen aplicaciones nativas para manejar documentos (hojas de cálculo, editores de texto y demás). Yo las uso a diario en mi trabajo y lo bueno es que más adelante se van a poder ejecutar directamente aplicaciones desde allí siendo una extensión física de nuestra PC”, describió. 

Por otra parte, cree que próximamente va a estar todo el sistema en la nube y que los usuarios accederán a éste directamente desde donde lo necesiten. "Seguimos dependiendo de las velocidades de nuestro proveedor, pero si tomamos en cuenta la curva de crecimiento exponencial, en los pasados años estamos hablando no de décadas sino de años y con el nuevo gobierno espero que sea de meses”, explicó. 

Por último, informó que hay webs que tienen plataformas de desarrollo enteras en la nube o sea que se pueden hacer programas en el lenguaje que un desarrollador quiera directamente desde la nube y que aunque este servicio es pago, no es muy caro y además cuenta con soporte y con máquinas virtuales para realizar pruebas. 

Más almacenamiento

Según el informe elaborado por Cisco, hoy en día, el 73 por ciento de los datos almacenados reside en las computadoras. Mientras que en 2019, la mayoría de los datos almacenados (51 por ciento) se trasladará a los dispositivos que no son PC (por ejemplo, teléfonos inteligentes o tabletas). 

"Con el volumen de datos almacenados en aumento, se espera una mayor demanda y el uso de almacenamiento en la nube de los consumidores. En 2019, 55 por ciento de la población de internet residencial utilizará almacenamiento en la nube personal (frente al 42 por ciento en 2014)”, explican desde la empresa de tecnología. 

El comunicador Raúl Grinberg cuenta que por lo general sólo utiliza la nube para subir sus programas de radio, pero que no lo ha hecho con trabajos realizados en Word. "Para ello sigo utilizando una memoria externa sobre todo para no exponer trabajos propios de forma pública y que puedan llegar a sufrir modificaciones, copias sin autorización”, opinó. 

De todas maneras, aseguró que no cree que le quite protagonismo a otros dispositivos, porque considera que es una herramienta más que a algunos les será más útil que a otros. "Pueden convivir tranquilamente con otros dispositivos”, dijo. 

Otros datos interesantes del informe arrojaron que América del Norte tendrá el mayor volumen de tráfico de nube (3,6 ZB) en 2019; seguida de Asia y el Pacífico (2,3 ZB) y Europa Occidental (1,5 ZB). Por regiones, América del Norte también tendrá el mayor volumen de tráfico de datos (4,5 ZB) en 2019; seguida de Asia y el Pacífico (2,7 ZB) y Europa Occidental (1,8 ZB). 

La previsión de la compañía concluye que, para 2017, el tráfico mundial generado por los smartphones (201 exabytes por año, cada uno equivalente a 500.000 horas de DVD) será superior a la cantidad de datos almacenados (179 exabytes por año) en esos dispositivos.

Por último, Jorge Andrades opinó, por su parte, que la principal ventaja es quitar trabajo a sus pendrives. "Han quitado mucho trabajo a mis pendrives. Aunque considero que no son seguras, está en cada usuario poner una buena contraseña que sea dura de quebrar. Igual, si te toca un hacker bueno, fuiste”, aseguró. 

Motivos para usarla

- Cuando la información se sube a la nube, la misma se cifra. En el caso de aquella que está en nuestra laptop o PC, dudosamente lo esté.

- Para compartir una información en la nube se nos pide que demos acceso con claves -de diferentes niveles- a la información. Si compartimos información de nuestra PC, probablemente la entreguemos en un pendrive.

- La información que está almacenada en la nube está libre de virus. La información que tenemos localmente, dependerá de nuestro antivirus, si es que tenemos uno y esta al día.

- La información que está en la nube tiene contingencia para asegurar que esté on line a pesar de algún fallo. La que tenemos localmente, dudosamente pueda resistir a algún fallo o, si la tenemos copiada en otro medio, probablemente esté desactualizada.

- El punto débil de la nube es el acceso a la información. Si no tenemos internet o la misma no es de calidad, no podemos acceder a nuestra información y nos tendremos que manejar con la información almacenada localmente.