Por la crisis, se venderán un millón de celulares menos durante 2019

Hernán Desclazi, gerente general para el Cono Sur de Mediatek, sostuvo a este medio que la caída 'no es exclusiva de Argentina' pero 'es mayor que en el resto de la región'. El factor económico y la ausencia de novedades tecnológicas, los motivos que frenan el recambio de smartphones.
viernes, 31 de mayo de 2019 · 16:20

La crisis económica golpea al negocio de la telefonía móvil. Según cifras del sector, para 2019 se venderán un millón de celulares menos en comparación con 2018. Las estimaciones realizadas ubican la comercialización en 7.5 millones de aparatos. En diálogo con ámbito.com, el gerente general para el Cono Sur de MediatekHernán Descalzi, adelantó que la caída en las ventas “no es exclusiva de Argentina” pero en promedio el descenso a nivel local “es mayor que en el resto de la región”.

Periodista: ¿En qué situación se encuentra el mercado de los celulares en Argentina?

Hernán Descalzi: La industria en sí se redujo. Venía creciendo pero el año pasado cayó. Esto mismo ocurrió en todos los países de Latinoamérica. No es algo exclusivo de Argentina, aunque si haces un promedio el descenso es mayor que en el resto de la región, pero no demasiado.

P.: ¿Cuánto estiman que caerá el volumen de ventas?

H. D.: Hoy lo que vemos es que según investigaciones de mercado las ventas de celulares para 2019 se ubicarían en 7.500.000. El año pasado cerró en 8.500.000 por lo cual nos encontramos con una retracción, que ya había comenzado en 2018 respecto a 2017, aunque en aquella oportunidad había sido menor.

P.: Además del económico, ¿Qué otros motivos llevan a retrasar el recambio de un teléfono?

H. D.: El económico es el principal. En segundo lugar el hecho de que no haya factores de tecnología que impulsen un cambio. No hay nada que diga que hay que dejar el que tenemos por otro que tenga algo mejor. Eso hace que en vez de comprar uno nuevo el usuario se decida a cambiar la pantalla y busque estirar la vida del teléfono. Hoy el comprador cuando reemplaza su teléfono no lo hace por el mismo sino por uno nuevo pero de una gama más baja.

Descalzi es ingeniero. Nació en Buenos Aires pero vive en San Pablo hace 22 años. Lleva más de un lustro vinculado a Mediatek, una de empresa de procesadores para celulares, donde ocupa el cargo de gerente para Cono Sur. Supo integrar los equipos de Nokia durante más de seis años y de Motorola, con paso por África del Sur, Venezuela y Estados Unidos.

P.: ¿Cuánto afecta a Mediatek esa caída en las ventas de celulares?

H. D.: El eslogan de Mediatek es “Everyday genius”. La traducción simple apunta a que todos los días todo el mundo pueda ser genio. En base a eso trabajamos entre la gama alta y la baja. Eso no significa tener un teléfono “medio” sino que apuntamos a desarrollar un móvil que tenga todas las características “premium” a un precio accesible. No necesitas pagar u$s 1.000 para tener reconocimiento facial, una cámara y una pantalla buena. Podes tener las mismas cosas y gastar muchísimo menos. Es el caso de algunos teléfonos que están en $15.000, son mucho más baratos y otorgan prestaciones de muy buena calidad con una doble cámara y procesador con inteligencia artificial.

P.: ¿Por qué es tanta la diferencia entre el más caro y aquel que brinda el precio más accesible?

H. D.: En el caso nuestro es porque desarrollamos muchos de los elementos que traen los celulares. Con eso las marcas no necesitan tener proyectos de RND´s (Investigación y desarrollo) gigantes. Antes había cuatro o cinco marcas con equipos monstruosos de ingeniería haciendo un teléfono y todas hacían lo mismo. La idea fue hacer un proyecto en el cual nosotros hacemos un procesador, entregamos un diseño de referencia y brindamos el soporte. A partir de ahí cada marca realiza los cambios que desea. Es más o menos como decir que nosotros entregamos el motor del auto, le explicas qué piezas necesita, les decimos que ruedas le puede poner y aquel que no sabe cuál van mejor nos avisa y nosotros trabajamos con ellos para hacerlo. Luego puede agregarle otras prestaciones.

La empresa taiwanesa nació en 1997 como fabricante de componentes para televisores y actualmente es una de las más importantes en el desarrollo y la innovación dentro del rubro de celulares. Según un informe de la consultora internacional IDC, Mediatek ocupó el 51% del mercado de celulares en Argentina durante el primer semestre de 2018. Uno de cada dos teléfonos importados o fabricados en el país contó durante ese período con chipsets de su producción.

P.: ¿Qué posición ocupan en el mercado actualmente?

H. D.: Nosotros nacimos en el negocio de la televisión, en el cual somos líderes. A partir de eso, muchas de las cosas que desarrollamos y que eran para TV´s comenzaron a trasladarse al negocio de los celulares. En ese rubro tenemos aproximadamente un 33%. En Latinoamérica se ubica en el 23% pero varía de acuerdo a los modelos.

P.: ¿Y en el caso de Argentina?

H. D.: Es un caso especial. Acá Samsung tiene sus propios procesadores y Motorola en algunos modelos utilizan Mediatek pero en otros no. La surcoreana tiene el 47,74% mientras que Motorola alcanza el 40,22%. Nosotros trabajamos con todos menos con Apple y Samsung. Según la consultora IDC, Mediatek cerró 2018 con el 33,9% de los smartphones del mercado argentino.

P.: ¿Cuál es el gran desafío que enfrentan?

H. D.: Varía mucho de marca para marca. Depende a donde se apunta. Nosotros no tenemos foco en los premium porque es un nicho muy chico ocupado gran parte por Apple y Samsung.

P.: ¿Qué valor tiene la producción nacional en el sector?

H. D.: La gran mayoría de los productos que se venden en el país son producción nacional. Está por encima del 80%. El importado nunca le llegó a ganar al producto nacional. A principio de 2018 hubo un movimiento de importación pero a mitad de año cuando se disparó el dólar volvió a virar hacia lo nacional. Es una dirección directa de costos e impuestos. A inicios del año pasado si tenías un producto costando abajo de u$s 50 y u$s 60 valía la pena traerlo importado, sino se priorizaba lo nacional. Ese valor es el que si sube o baja se opta por uno u otro. A veces lo importado es una combinación de velocidad y negocio. Si haces un lanzamiento mundial, todo el mundo se entera que existe el producto. Para producirlo en Argentina podes tardar entre 4 y 6 meses. Lo que hacen entonces es hacer el lanzamiento mundial, traen el importado y cuando se termina el importado ya tenés la producción nacional.

P.: ¿Cuál es la media de gasto de los argentinos en celular?

H. D.: La media actual se encuentra en torno a los $10.000. Poco más o poco menos, pero es el promedio general. Se ubica cerca a esa cifra.

P.: ¿En que se fija el usuario cuando compra celulares?

H. D.: Hoy se fija principalmente en la cámara. Luego se fijan la memoria que trae y el tamaño de la pantalla. Todo eso va entrelazado al procesador y el cliente en general no lo mira. Ve que es Octa core o Quad core y listo. Pero es muy importante porque es el que va a determinar si vas a poder hacer lo que vos querés.

P.: ¿Qué impacto puede tener las sanciones de Trump a Huawei al ingresaron dentro de la lista negra e impedir - entre otras cosas - que reciba actualizaciones de Android a partir de agosto?

H. D.: Habrá que ver cuánto empujan China y Estados Unidos en esta guerra comercial. Todo el mundo realmente se quedó shockeado con la noticia. Sin embargo, en Argentina como no tienen productos en el país no se nota mucha preocupación.

P.: ¿Cuáles son las novedades a futuro?

H. D.: La tendencia es la Inteligencia Artificial. De todas maneras, en cuestión de producto-producto, el punto está puesto en la cámara. Es lo que el usuario más ve. Se le está dando bastante valor a la foto, más que nada en calidad.

P.: ¿En Argentina como está la situación del 5G?

H. D.: Seguramente estén por empezar a hacer investigaciones a fin de año o inicio de 2020. Sin embargo, no creo que de forma masiva para la gente haya algo antes de 2021 en materia de celulares. Es una inversión de mucho dinero. Año a año las cosas van cambiando. El beneficio del 5G es la latencia y por el momento no se ve que haya nada que requiera tanta velocidad. Las aplicaciones que hay son de 4G o 4.5G. Para 5G hay que invertir alto.

P.: ¿Tienen un estimado de inversión para la región?

H. D.: El año pasado el valor para investigación y desarrollo fue de u$s 1.800 millones. Generalmente cada año esa cifra va creciendo, por lo cual seguramente este año será mayor en su totalidad. Ahora estamos con avances en materia de 5G. Ya hicimos una demostración en Barcelona. Siempre se intenta estar a la altura de la tecnología que se necesita.

Fuente: Ambito Financiero