Potentes y plegables, los súper celulares que llegan en 2020

En dos semanas Samsung lanzará los nuevos Galaxy S y en este trimestre Motorola traerá al país el esperado RAZR. El LG G9 ThinQ se presentará en un mes. Lo que viene de Huawei y Xiaomi.
miércoles, 29 de enero de 2020 · 21:14

Los principales diseñadores de teléfonos comienzan a ordenar sus piezas para lograr el primer impacto de la temporada con su flamante colección. Así, en los próximos meses, entre ferias internacionales y presentaciones privadas, Samsung, Motorola, Huawei, LG y Xiaomi, exhibirán sus modelos más innovadores y marcarán las tendencias que adoptará la industria móvil en 2020. A través de varias filtraciones, ya se conocen las principales características de los tope de gama. Y para lo nuevo de Apple habrá que esperar bastante más.

El primero en mostrar su producción será Samsung. El próximo 11 de febrero se presentarán los nuevos Galaxy en el tradicional Samsung Unpacked, en el San Francisco Palace of Fine Arts, en California. Si se cumplen los rumores, la serie llevará como nombre S20, por lo que se dejaría a un lado la tradicional numeración, según la cual deberíamos estar a la espera del S11.

Como es habitual en los smartphones de gama alta, se estima que los nuevos modelos de la firma surcoreana cuenten con hasta tres variantes diferenciadas. El S20 sería el básico, el S20+ el intermedio y el S20 Ultra, el de mayor grado aspiracional.

Al parecer, el S20 Ultra contará con un sensor principal de 108 megapíxeles -según reveló la publicación coreana Theelect- tecnología que ya está presente en el Xiaomi Mi Note 10. Quedará enmarcado en un módulo rectangular e irá escoltado por un telefoto de 48 MP, un ultra gran angular de 12 MP y un sensor de tipo ToF, para leer la profundidad de la imagen.

Además, esta semana se conocieron imágenes del Galaxy Z Flip, el nuevo teléfono plegable sucesor del fallido Galaxy Fold, que también podría ver la luz en la ciudad de San Francisco. El equipo integraría un display plegable horizontal de 6,7 pulgadas, con un formato 22:9 y una pequeña perforación en el centro, siguiendo el concepto del Infinity O.

Y si de flexibles se trata, meses atrás Motorola exhibió en la ciudad de Los Ángeles el RAZR, un móvil que recupera la mística del Razr V3 de 2004 y el concepto del celular con tapita. Salvo que ahora viene con pantalla plegable y Android 10. La novedad es que el dispositivo llegará al país durante el primer trimestre del año.

El gran mérito del RAZR es que simplificó lo que empresas como Samsung o Huawei venían intentando sin suerte con los teléfonos plegables. En lugar de cambiar de celular a tableta, la única pretensión del RAZR es convertirse en un dispositivo más compacto.

En cuanto a especificaciones, tiene una pantalla principal OLED de 6,2 pulgadas y una secundaria OLED de 2,7 pulgadas. Bajo la tapa se sube a un procesador Qualcomm Snapdragon 710, 6 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento y una batería de 2.510 mAh.

Pese a la restricción que el gobierno de los Estados Unidos le impuso a Huawei, que le impide incluir aplicaciones y los servicios de Google en sus nuevos teléfonos, la marca no se resigna y sigue trabajando en nuevas soluciones. Así, en marzo la firma china revelará los detalles del esperado Huawei P40 Pro en la ciudad de París.

Para reconquistar a un público cauteloso, la estrategia que pondría en circulación la firma de Shenzhen es reducir el valor de sus equipos. Así, el modelo base arrancaría, aunque no se confirmó de forma oficial, en 650 dólares, un precio muy por debajo del que tuvo su antecesor, y el más avanzado no superaría los mil dólares.

La gran apuesta de la marca son las cámaras. Así, de acuerdo a un video que circula por YouTube el Huawei P40 Pro tendrá un total de 7 lentes: cinco posteriores y dos al frente. Todavía no se conoce la tecnología que utiliza o sus resoluciones, pero los rumores hablan sobre una centralización en el zoom óptico y digital. Lo moverá el procesador HiSilicon Kirin 990, acompañado de 12 GB de memoria RAM y 128 o 512 GB de almacenamiento.

Entre la llegada de los Galaxy y el anunció del Huawei se desarrollará el Mobile World Congress (MWC) en la ciudad de Barcelona. En esta feria de teléfonos y conectividad, como todos los años, varias marcas reconocidas presentaran sus novedades.

Entre los equipos que llegarán el 24 de febrero al MWC, el LG G9 ThinQ es un número puesto. De acuerdo a los renders filtrados, el equipo vendría con una pantalla completa con marcos laterales compactos y un notch en forma de gota de agua.

En la parte posterior se ven cuatro lentes y el módulo de la cámara sobresale ligeramente. Este es un gran cambio con respecto al LG G8, ya que ese teléfono solo tenía dos lentes traseros y todos estaban al ras. Es posible que LG necesite hacer que el módulo de la cámara sea más grueso para acomodar las lentes adicionales.

Al parecer, la cámara z no estará disponible, lo que implica que el dispositivo no se podrá controlar mediante gestos o identificar las venas de la mano del usuario. Sin embargo, el nuevo LG, como ocurre todos los años, tendrá una sorpresa tecnológica reservada para el momento de la presentación.

Esta semana, Lei Jun, CEO de Xiaomi, confirmó que el Mi 10 con procesador Snapdragon 865 con soporte 5G, será lanzado en el primer trimestre del año y se dejará ver en el MWC.

Si las filtraciones son ciertas, tendrá una pantalla OLED de 6.5″ con una tasa de refresco de 90 HZ. El dispositivo contará con 12GB de RAM y ofrecerá varias opciones de almacenamiento: 128, 256 y 512 GB. Tendrá una cámara principal de 108MP junto con otros tres sensores de 48MP, 12MP y 8 MP.

Mientras se espera el nuevo iPhone, que se presentará en septiembre y tendrá conectividad 5G, procesadores más rápidos y nuevas cámaras 3D, la apuesta inmediata de Apple, según indicó Bloomberg, es un teléfono de bajo costo que se pondrá a la venta en marzo.

Según los rumores, podría tener una pantalla LCD de 4.7 pulgadas, biseles superiores e inferiores gruesos, un botón de inicio Touch ID en lugar de Face ID y una cámara trasera de una sola lente. Por otra parte, el nuevo dispositivo estará equipado con un chip A13 y 3 GB de RAM.

Este sería el primer dispositivo de precio medio que ofrecería la firma de Cupertino desde que lanzó en 2017 el iPhone SE (399 dólares) y se parecería al iPhone 8.

Según los analistas, una opción low cost podría a que Apple compita en los mercados emergentes de precios más competitivos y de rápido crecimiento. La empresa de manzanita espera que los envíos de dispositivos vuelvan a crecer este año y se ha fijado el objetivo de enviar más de 200 millones de unidades en 2020. El sucesor del iPhone SE ocupará un papel importante en esta carrera.

Valorar noticia