COVID-19: el remdesivir acortaría los plazos de hospitalización y reduciría la gravedad en el tratamiento

Así lo revela un nuevo documento realizado por un grupo científico de Estados Unidos que apeló a la continuidad en ensayos anteriores para sus nuevas conclusiones
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 08:49

Desde su aparición, se han evaluado varios agentes terapéuticos para el tratamiento de COVID-19, pero todavía no se ha demostrado que los agentes antivirales sean eficaces. Desde la publicación del informe preliminar realizado por el grupo de profesionales encabezados por el especialista John H. Beigel del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Servicios Uniformados de Ciencias de la Salud (THB) de Estados Unidos, se ha demostrado que la dexametasona reduce la mortalidad (25,7% en el grupo de atención habitual frente a 22,9% en el grupo de dexametasona), con el mayor beneficio observado entre los pacientes que reciben tratamiento mecánico invasivo. ventilación.

Remdesivir (GS-5734), un inhibidor de la ARN polimerasa viral dependiente de ARN con actividad inhibidora in vitro contra el SARS-CoV-1 y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), se identificó pronto como un prometedor candidato terapéutico para COVID-19 debido a su capacidad para inhibirlo in vitro. Además, en estudios con primates no humanos, el remdesivir iniciado 12 horas después de la inoculación con MERS-CoV 10,11 redujo los niveles de virus pulmonares y el daño pulmonar.

Para evaluar la eficacia clínica y la seguridad de los supuestos agentes terapéuticos en investigación entre adultos hospitalizados con COVID-19 confirmado por laboratorio, los mismos especialistas diseñaron un ensayo de plataforma adaptativa para realizar rápidamente una serie de pruebas de fase 3, aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo.

El planteo del ensayo
El resultado primario fue el tiempo de recuperación, definido como el primer día, durante los 28 días posteriores a la inscripción, en el que un paciente cumplió con los criterios para la categoría 1, 2 ó 3 en la escala ordinal de ocho. Las categorías son: 1, no hospitalizado y sin limitaciones de actividades; 2, no hospitalizado, con limitación de actividades, requerimiento de oxígeno domiciliario o ambos; 3, hospitalizado, que no requiere oxígeno suplementario y ya no requiere atención médica continua (se usa si la hospitalización se extendió para el control de infecciones u otras razones no médicas); 4, hospitalizado, que no requiere oxígeno suplementario pero requiere atención médica continua (relacionada con COVID-19 u otras afecciones médicas); 5, hospitalizado, requiriendo oxígeno suplementario; 6, hospitalizados, que requieren ventilación no invasiva o el uso de dispositivos de oxígeno de alto flujo; 7, hospitalizado, recibir ventilación mecánica invasiva u oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO); y 8, muerte.

El resultado secundario clave fue el estado clínico al día 15, evaluado en la escala ordinal. Las medidas de resultado de seguridad secundarias incluyeron eventos adversos de grado 3 y 4 y eventos adversos graves que ocurrieron durante el ensayo, interrupción o suspensión temporal de las infusiones y cambios en los valores de laboratorio evaluados a lo largo del tiempo.

De los 1114 pacientes cuya elegibilidad se evaluó, 1062 se sometieron a aleatorización; 541 fueron asignados al grupo de remdesivir y 521 al grupo de placebo (población por intención de tratar). El 15% se clasificó como con enfermedad leve a moderada y 85% estaban en el estrato de enfermedad grave. De los asignados para obtener remdesivir, 98,2% recibieron el tratamiento asignado. En 52 pacientes se interrumpió el tratamiento con remdesivir antes del día 10 debido a un evento adverso o un evento adverso grave distinto de la muerte y 10 retiraron el consentimiento. De los asignados para recibir placebo, 99,2% lo obtuvieron según lo previsto. Setenta pacientes interrumpieron el placebo antes del día 10 debido a un evento adverso o un evento adverso grave distinto de la muerte y 14 retiraron el consentimiento.

Un total de pacientes en el grupo de remdesivir y en el grupo de placebo completaron el ensayo hasta el día 29, se recuperaron o murieron. La población tratada incluyó a 1.048 pacientes.

La edad media de los individuos fue de 58,9 años y el 64,4% eran varones. Sobre la base de la evolución epidemiológica de COVID-19 durante el ensayo, el 79,8% se inscribieron en centros de América del Norte, el 15,3% en Europa y el 4,9% en Asia. El 53,3% de los participantes eran blancos, el 21,3% negros, el 12,7% asiáticos y el 12,7% fueron designados como otros o no informados; 23,5% eran hispanos o latinos. La mayoría de los pacientes tenían una (25,9%) o dos o más (54,5%) de las condiciones coexistentes preespecificadas en el momento de la inscripción, más comúnmente hipertensión (50,2%), obesidad (44,8%) y diabetes mellitus tipo 2 (30,3%).

El promedio del número de días entre el inicio de los síntomas y la aleatorización fue de 9. Un total de 90,1% personas tenían enfermedad grave en el momento de la inscripción; 26,8% cumplieron con los criterios de la categoría 7 en la escala ordinal, 18,2% con 6, 41,0% con 5 y 13,0% categoría 4. Al 1,% les faltaba la escala ordinal datos al momento de la inscripción; todos estos pacientes interrumpieron el estudio antes del tratamiento. Durante el estudio, 35,6% recibieron hidroxicloroquina y 23,0% recibieron un glucocorticoide.