Diez puntos a tener en cuenta al convivir con una persona con coronavirus

Una gran cantidad de personas con coronavirus, por la levedad de sus síntomas, atraviesan la enfermedad en sus hogares ya que no requieren de internación hospitalaria. Pero en la casa, se deben seguir ciertas medidas preventivas si el aislado convive con más personas, para no contagiarlas.
sábado, 18 de julio de 2020 · 10:29

Muchos de los casos positivos de coronavirus en el país no requieren internación, algunos de ellos apenas tuvieron algunos síntomas un par de días, pero todos -sin excepción, deben transcurrir la enfermedad en aislamiento, hasta que un nuevo testeo les de negativo.

Por esto, muchas personas con covid-19 vuelven a sus hogares a realizar esta cuarentena, aunque esto a veces significa por en en riesgo al grupo familiar que vive bajo el mismo techo, si no se respetan algunas pautas preventivas y de bioseguridad, según reseña Clarín.

1- El paciente tiene que estar solo en una habitación con la puerta cerrada. El ambiente debe contar con ventilación adecuada y directa al exterior. Es para evitar el contacto con las otras personas que estén en la casa. Lo ideal es que el infectado permanezca aislado 14 días y sólo salga del dormitorio para ir al baño, en caso de que esté afuera. Pueden acceder a la internación domiciliaria los pacientes asintomáticos y leves, siempre que no pertenezcan a grupos de riesgo.

2-La persona infectada debe tener un baño exclusivo. Si lo comparte, hay que limpiarlo en profundidad con lavandina luego de cada uso. El objetivo es reducir los posibles focos de contagio. El baño individual es un requisito del protocolo que rige en la Ciudad. En otra provincias, como Buenos Aires, se contempla el uso compartido. El encargado de la limpieza tiene que utilizar barbijo, protector ocular y guantes.

3-El paciente debe respetar las medidas de higiene respiratoria y, si sale de la habitación, usar barbijo quirúrgico y limpiarse bien las manos. Cubrir la boca y la nariz al toser o estornudar evita la propagación del virus. De esa manera se protege a las otras personas que permanezcan en la vivienda.

4-En la habitación es obligatorio que haya un tacho de basura con tapa y apertura a pedal. En su interior, una bolsa de plástico con cierre. Estos requisitos apuntan a que el manejo de los residuos del paciente sea seguro. Para eliminarlos, hay que cerrar la bolsa y ponerla dentro de una segunda bolsa. Esta se tira al tacho de residuos general de la vivienda y luego al contenedor de la calle. Quien realice el procedimiento debe higienizarse las manos con agua y jabón por al menos 40 segundos. Ningún elemento utilizado por el paciente puede ser reciclado.

5- El termómetro y las toallas tienen que ser de uso exclusivo del paciente. También los elementos de vajilla, que deben lavarse por separado. La vajilla se lava con agua caliente y detergente (de ser posible, es mejor usar descartable). A su vez, las superficies que se tocan con frecuencia (mesitas de luz, muebles del dormitorio) se limpian y desinfectan diariamente con lavandina diluida (una parte de lavandina al 5% en 50 partes de agua) preparada el mismo día que se va a utilizar. En las superficies que no sean aptas para la limpieza con detergentes o lavandina, usar alcohol al 70%.

6- Cuando otra persona entra a la habitación, el infectado tiene que usar barbijo y mantener por lo menos dos metros de distancia. Quién entre a asistirlo con la comida también tiene que usar barbijo y protector ocular o máscara plástica. Lavarse las manos antes y después de ingresar: es mejor usar agua y jabón que alcohol en gel. Se recomienda que sea siempre la misma persona la que entre a la habitación.

7-No está permitido recibir visitas. Se aconseja que los convivientes no salgan a la calle y que los alimentos se los acerque un tercero hasta la puerta. Es importante que todos estén atentos a los síntomas que puedan tener. En algunos distritos, al ser considerados contactos estrechos, los convivientes deben realizar 14 días de aislamiento. En la casa no pueden permanecer embarazadas, personas de más de 64 años o con comorbilidades (asma, epoc, diabetes, insuficiencia renal crónica, personas inmunodeprimidas o que estén en tratamiento oncológico)

8- La ropa, sábanas y toallas del paciente deben ser lavadas con los jabones o detergentes habituales a 60-90°C y secadas por completo. Todo se coloca en una bolsa bien cerrada hasta el momento del lavado. No se debe sacudir antes de lavar. La persona que manipule ropa, toallas o sábanas del paciente tiene que usar barbijo quirúrgico.

9-El paciente debe tener un teléfono que garantice la comunicación permanente con el equipo de salud y avisar ante la aparición de cualquier síntoma. Durante toda la internación domiciliaria, se hace un seguimiento a distancia del cuadro de la persona infectada. En caso de ser necesario, el equipo médico puede decidir que se realice una consulta presencial.

10-Una vez que el paciente recibe el alta, se debe limpiar la habitación y el baño con detergente y lavandina. La limpieza se hace según las pautas habituales de higiene, porque se considera que la persona que estuvo infectada ya no contagia. Los casos leves y asintomáticos reciben el alta a los 10 días de haber presentado los primeros síntomas; siempre y cuando hayan pasado al menos 72 horas desde la desaparición de los síntomas respiratorios.

Fuente: Clarín