Tiene una enfermedad terminal, quiso cumplir su último deseo y terminó preso

El profesor Darrell Meekcom padece atrofia multisistémica, una enfermedad terminal.
viernes, 12 de noviembre de 2021 · 16:14

En Inglaterra, un profesor universitario jubilado fue preso después de querer cumplir su último deseo. Como padece una enfermedad terminal, en su lista de cosas para hacer antes de morir incluyó quedar arrestado.

Para llevarlo a cabo, tuvo que cometer un delito. Por este motivo, llevó a cabo un plan insólito. De todas maneras, la Policía lo liberó.

En cuanto a la enfermedad terminal que padece Darrell Meekcom, se trata de atrofia multisistémica. Este es un trastorno neurodegenerativo que altera las funciones involuntarias.

Como los médicos le dijeron que su calidad de vida irá empeorando cada vez más, escribió un listado de deseos para cumplir antes de morir. Uno de ellos era ir preso, pero no de cualquier manera.

“Estaba simplemente estupefacto de que me arrestaran por exhibirme frente a una cámara de velocidad”, declaró el profesor luego de su detención. “Es algo que siempre había querido hacer porque me atraparon un par de veces a velocidades tontas como 35 kilómetros por hora en una zona de 30 km/h y siempre me molestaba”, explicó asimismo.

Sobre su cometido, el profesor de 55 años que padece esta enfermedad terminal relató: “Bajé mis pantalones en una furgoneta con cámara de velocidad móvil en Stourbridge Road mientras mi esposa iba a comprar pan”. “Salí del auto y mostré mi trasero. Me subí los pantalones y volví al auto”, detalló.

Cuando cometió aquel delito, pensó que los policías que vigilaban la zona no se habían dado cuenta de lo que hizo. Sin embargo, cuando estaba de vuelta en su casa, vio que una camioneta de los oficiales lo esperaba afuera.

“En otros cinco minutos aparecieron tres móviles policiales. Le dije a mi esposa que no había forma de que saliera; no había hecho nada malo, estaba demasiado asustado para salir”, contó Meekcom. “Realmente fue bastante aterrador”, aseguró, pero al revelarles que se trataba de un sueño antes de morir, lo liberaron.

 

Fuente Mitre