Capturan a un preso que dice ser Cristo: "Ya me crucificaron y volví"

El hecho ocurrió esta semana en la cárcel de Palmasola (Santa Cruz, Bolivia). El ciudadano uruguayo Adrián Zaitsev quiso escaparse junto a un cómplice, pero lo encontraron y ahora se le realizarán análisis psiquiátricos. Mirá dónde se había escondido.
miércoles, 12 de mayo de 2021 · 19:51

Un curioso suceso llamó la atención de los periodistas bolivianos en las últimas horas. Y es que el recluso Adrián Zaitsev Kilin (38), que está en la cárcel de Palmasola (Santa Cruz), quiso escaparse junto a otro sujeto. Lo notable no es solamente el intento de fuga, sino el particular carácter del preso, que dice ser Jesucristo y afirma que ya lo crucificaron pero sigue vivo.

El incidente se produjo en la zona PC-3B: los penitenciarios tomaron lista y se dieron cuenta de que faltaban el supuesto mesías -preso preventivamente por violencia familiar- y otro condenado por robo que se llama Antony Sundara Torrez Valderrama. 

Se inició una búsqueda y al rato encontraron al "profeta" escondido dentro de un tanque de agua, en tanto que su cómplice también fue interceptado. 

Zaitsev Kilin tiene doble nacionalidad: es uruguayo y ruso. Y es la segunda vez que trata de escaparse. "Se cree un enviado de Dios (...) Estamos haciendo gestiones para que sea trasladado a un psiquiátrico”, admitió Luis Fernando Céspedes, gobernador de Palmasola.

Los colegas de Unitel agregan que Adrián fue detenido en febrero. Parece que le pegaba a su pareja y le decía que se trataba de "un mensaje divino".