Grecia pidió a Reino Unido que devuelva las piezas del Partenón exhibidas en el Museo Británico

Los fragmentos que se encuentran en el Museo Británico proceden del friso, las metopas y los frontones del Partenón.
martes, 4 de enero de 2022 · 20:47

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, pidió la devolución de todas las esculturas expuestas en el Museo Arqueológico Nacional ubicado en Reino Unido. 

"La reunificación de las Esculturas del Partenón no es una cuestión de distancia porque, bien sea que se encuentren aquí en Atenas o en cualquier otra parte del mundo, su destino solo puede ser la Roca Sagrada (la Acrópolis) y este gran museo”, señaló Mitsotakis desde la Sala del Partenón.

El primer ministro recalcó que el regreso de las piezas que se encuentran en el Museo Británico “es una solicitud de la UNESCO y una solicitud ya de la mayor parte de la opinión pública también en el Reino Unido”.

Mitsotakis dijo que el primer ministro británico, Boris Johnson, “entiende personalmente” la petición. 

Respecto a Johnson, subrayó: “Habiendo él mismo recibido estudios clásicos y siendo un aficionado de la antigua Grecia, estoy seguro de que no bloqueará ningún posible acuerdo futuro, levantando cualquier posible obstrucción política”.

"Si es necesario -concluyó Mitsotakis sobre la predisposición de Johnson- modificando la ley británica sobre museos para facilitar la reunificación de las esculturas del Partenón”.

Los fragmentos que se encuentran en el Museo Británico proceden del friso, las metopas y los frontones del Partenón.

Uno de ellos, la parte superior de una cabeza joven, está conectado con la figura del segundo supervisor izquierdo de la procesión Panatenaica, representada en la piedra VII del friso oriental y se trata del único fragmento de la piedra auténtica en el Museo de la Acrópolis, ya que el resto está en el Museo del Louvre, en París.

La ministra griega de Cultura, Lina Mendoni, explicó que el regreso de las piezas no es solo simbólico, sino también “absolutamente imprescindible”, como parte de la lucha de Grecia por la repatriación de todas las esculturas del Partenón.

Las esculturas llegaron a Reino Unido en el siglo XIX, cuando el embajador del caído Imperio Otomano, Thomas Bruce, obtuvo el permiso del sultán para llevarse parte de las metopas y del friso interior del Partenón.

Bruce vendió las piezas por 35.000 libras (47.044,55 dólares) y desde 1939 estas joyas se exponen en el Museo Británico, mientras que el Museo de la Acrópolis solo exhibe copias.