Insólito: cobró más de 40 millones de pesos por error, renunció al trabajo y escapó

Un empleado recibió en su cuenta bancaria una enorme suma de dinero por error, y decidió quedársela aunque el banco se la reclamó: le iniciaron acciones legales por “apropiación indebida”.

El hombre fue denunciado por el hecho.
Escrito en INSOLITAS el

Puede suceder, aunque no es frecuente, que encontremos en nuestra cuenta bancaria dinero que no es nuestro: sumas que el banco nos ha depositado por error. En estos casos, la entidad bancaria explica el origen de ese depósito y se devuelve.

Pero un empleado decidió quedárselo, sin medir las consecuencias, y su historia se hizo viral. Sucedió en Chile, en el Consorcio Industrial de Alimentos (Cial). Esta compañía es la productora de fiambres más grande de ese país, y por error del área de recursos humanos depositaron en la cuenta equivocada.

Junto con el sueldo de mayo, uno de los empleados encontró que le habían depositado 165 millones de pesos chilenos, que serían cerca de 190 mil dólares.

Cuando en recursos humanos se dieron cuenta, y explicaron la situación al banco, le informaron al trabajador quien se comprometió a devolver el dinero.

El empleado tenía que ir al día siguiente hasta su sucursal bancaria para generar un vale en nombre de la empresa, pero nunca apareció. A las 11 de la mañana, cuando lograron que atendiera el teléfono, argumentó que se había quedado dormido, pero afirmó que en unos minutos llegaría al banco.

Obviamente los 190 mil dólares le resultaban una cifra muy atractiva, y no estaba muy convencido de devolverla. Y finalmente decidió que el error no era suyo y que podía quedársela, porque el hombre no volvió a aparecer ni por el banco ni por su lugar de trabajo.

Unos días después, sin embargo, un abogado llegó a la compañía representándolo. En su nombre entregó una carta de renuncia voluntaria, lo que indicaba a las claras cual era su intención.

La empresa entonces decidió iniciarle acciones legales, y lo denunció por “apropiación indebida”. Consideran que el dinero depositado por error no le pertenece y es su obligación devolverlo a su dueño legítimo.

Fuente: El Comodorense