El padre de un niño con cáncer logra 3.000 horas libres cedidas por sus compañeros

La historia de Graf está marcada por la tragedia. Poco después de que a su hijo Julius, entonces de tres años, le diagnosticaran una leucemia, su esposa falleció de un ataque al corazón.
sábado, 10 de marzo de 2018 · 20:45

La solidaridad puede hacer milagros. Lo sabe bien Andreas Graf, un alemán de 36 años que tiene a su disposición 3.000 horas libres en el trabajo cedidas por sus compañeros, que han hecho horas extras para conseguir ese resultado.

Solo y al cuidado del niño, este trabajador de ensamblaje de una empresa de diseño pensó que perdería su trabajo, debido a las muchas ausencias a las que le obligaban las visitas médicas del menor.

Pero desde el departamento de recursos humanos de la compañía propusieron a los demás trabajadores una fórmula para ayudar a Graf: quien quisiera, podría trabajar horas extra y ceder ese tiempo a su compañero, para que pudiera atender a Julius.

En solo dos semanas, los colegas de Graf acumularon un total de 3.264.5 horas. Según han contado los responsables de la compañía al diario local 'Oberhessische Presse', "no hubo ni un solo empleado que no colaborara", ni siquiera aquellos que no conocían a Graf.

De este modo, ofrecieron al padre necesitado más de un año de tiempo para que se olvidara del trabajo y pudiera estar con el niño el tiempo necesario.

Tras la quimioterapia, Julius se recupera ahora en casa y evoluciona bien de su enfermedad. No obstante, su padre podrá estar a su lado para asegurarse de que las cosas marchan bien. Y todo, gracias a la ayuda de sus compañeros.

La solidaridad puede hacer milagros. Lo sabe bien Andreas Graf, un alemán de 36 años que tiene a su disposición 3.000 horas libres en el trabajo cedidas por sus compañeros, que han hecho horas extras para conseguir ese resultado.

18
5%
Satisfacción
94%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias