El insólito pedido de la FIFA a la Justicia brasileña a un día del inicio del Mundial

El ente del fútbol mundial dio inicio a una nueva Copa del Mundo sin haber resuelto el derecho de los árbitros para utilizar el spray evanescente
viernes, 15 de junio de 2018 · 09:32

Después de que la Justicia de Brasil les diera la derecha al argentino Pablo Silva y el brasileño Heine Allemagne, dueños de las patentes del aerosol que usan los árbitros del fútbol mundial para tomar distancias en la cancha, la FIFA jugó sus fichas con un pedido insólito, a un día de que Rusia y Arabia Saudita disputaran el partido inaugural.

La carta que llegó a las oficinas de Río de Janeiro, firmada por la abogada de la FIFA Ticiana Valdetaro Bianchi Ayala, significó nada menos que el reconocimiento del litigio que las autoridades del ente internacional del fútbol todavía no pueden resolver por la utilización de un elemento fundamental para el desarrollo de cada encuentro.

"Como forma de reconciliar la protección de la propiedad industrial del referido producto, la FIFA podrá solicitar a los fabricantes a ser contratados que presenten la indicación de la titularidad de los respectivos productos y se comprometan a no infringir los derechos de exclusividad de Spuni, remarcando que la FIFA no posee la capacidad para dar fe o asegurar la validez de cualquier patente", menciona uno de los artículos emitidos a los que Infobae tuvo acceso.

En resumen, la FIFA informó a la Justicia brasileña que intentó comprar el producto en mercados virtuales pero no consiguió los mismos por falta de stock.

A saber: Silva y Allemagne demandaron al órgano que rige al fútbol mundial por 100 millones de dólares. Y desde el Mundial de Brasil, cuando Joseph Blatter todavía estaba en el poder, decidieron darle vía libre a los jueces con el denominado 9,15 Fair Play.

Néstor Pitana, designado para el duelo inaugural entre los rusos y árabes, marcó con spray pirata en varias oportunidades el césped del estadio Olímpico Luzhnikí. Por eso, la suma inicial de 100 millones de dólares podría duplicarse y hasta triplicarse en caso de que se sigan empleando a lo largo de la Copa del Mundo.

Entonces FIFA reconoce que los aerosoles tienen dueño y también el problema legal que afronta, pero dio un manotazo de ahogado justo antes de que la pelota rodara en Rusia para evitar que los montos del juicio se agranden aún más.

Es un capítulo más aunque no el último en esta particular historia que tuvo como protagonista a un tal Julio Humberto Grondona, principal impulsor del spray evanescente en el fútbol. (Infobae)