Murió Patrick Day, el boxeador que estaba en coma tras haber sido noqueado

El estadounidense había perdido ante Charles Conwell en Chicago y estaba hospitalizado desde entonces.
miércoles, 16 de octubre de 2019 · 23:41

Este miércoles murió el boxeador Patrick Day, quien había perdido una pelea por nocaut el fin de semana y que estaba internado en el hospital Northwestern Memorial de Chicago desde el sábado. Su rival había pedido que recen por él el martes.

El norteamericano estaba inconsciente cuando abandonó el ring en camilla y fue trasladado en ambulancia, donde sufrió una convulsión y necesitó un tubo de respiración una vez llegó al hospital.

Charles Conwell, un atleta olímpico en Río de Janeiro 2016, dominaba la pelea, tumbando a Day en el cuarto y octavo round y luego soltando un derechazo en la décima que hizo que su contrincante se tambaleara. Segundos después, sacudió a su rival con un gancho de izquierda, este cayó hacia atrás y su cabeza rebotó en el cuadrilátero.

El árbitro Celestino Ruiz suspendió la pelea tras un minuto y 46 segundos de asalto. Day permaneció en el piso durante varios minutos y recibió tratamiento médico antes de ser traslado al hospital.

El púgil venía de una derrota en junio ante Carlos Adames en Nueva York. Su balance es de 17 victorias, cuatro derrotas y un empate, desde que debutara como profesional en 2013. El combate integraba la cartelera de la defensa del título mundial de peso semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) entre el ruso Dmitry Bivol y el dominicano Lenin Castillo, que ganó finalmente el europeo.

El martes, Conwell había escrito una carta para contar sus sensaciones tras haber dejado (en ese momento) en coma a Day.

La carta completa

Esta es la última vez que hablo sobre la situación por ser un tema delicado, no solo para su familia y amigos, sino también para mí y para el deporte del boxeo...

Querido Patrick Day, nunca quise que esto te pasara. Lo que siempre quise fue ganar. Si pudiera volver atrás, haría todo para que esto no sucediera. Repito la pelea una y otra vez en mi cabeza y pienso qué pasaría si esto nunca hubiese pasado y por qué te sucedió a ti. No puedo dejar de pensar en eso. Recé muchas veces y derramé muchas lágrimas porque no podría imaginarme cómo se sentirían mis familiares y amigos...

Te veo en todas partes y todo lo que escucho son cosas maravillosas sobre vos. Pensé en dejar el boxeo pero sé que no querrías eso. Sé que eres un luchador de corazón, así que decidí no solo pelear sino ganar el título porque eso es lo que querías y eso es lo que quiero. Te tomaré como una motivación para mí en todos los días y siempre dejaré todo en el ring. Con información de AFP