La Corte de Estados Unidos rechazó revisar el caso Saldaño y su ejecución está cerca

Fue el viernes pero se supo este lunes. La CIDH había ordenado conmutar la pena. Se espera el pedido de clemencia de la defensa.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 09:27

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó la última instancia de apelación para el argentino Víctor Saldaño, quien lleva 24 años en el "corredor de la muerte" esperando a que lo ejecuten. Sin revisión, resta el pedido de clemencia de la defensa y que las autoridades le apliquen la inyección letal.

"Lo normal sería darnos tiempo para pedir la clemencia", explicó el abogado Jonathan Miller, quien representa a los intereses de la Cancillería ante los tribunales de Estados Unidos, y agregó a La Nación: "Es probable que haya otras ejecuciones que se van a realizar primero antes de que pongan una fecha para Víctor".

"Es triste; hemos hecho lo que teníamos que hacer", reconoció la mamá de Saldaño, Lidia Guerrero, conocida la noticia este lunes. "Soy la madre en las buenas y en las malas, y él está muerto en vida", dijo y agregó: "Fue condenado a muerte ilegítimamente. Hasta último momento tengo fe en Dios; será lo que él disponga".

Ahora se espera la definición del gobierno de Estados Unidos por el pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hace tres años ordenó la conmutación de la pena y sacar a Saldaño del "corredor de la muerte".

El miércoles pasado el caso se volvió a tratar en la asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde Estados Unidos insistió en que su sistema judicial cuanta con los mecanismos para corregir errores, pero no dijeron que acatarían la resolución de la CIDH.

La presentación ante el tribunal supremo fue discutida en la reunión del viernes y hoy el cuerpo anunció su decisión.

Si la Corte aceptaba rever el caso iba a ser la segunda oportunidad en que se ocuparía del cordobés, siendo que en 2000 en un fallo inédito, anuló la primera condena a muerte y admitió que la sentencia fue discriminatoria, siendo que consideró como agravante la condición de hispano de Saldaño. En un segundo proceso, para el jurado no hubo dudas de la "peligrosidad futura" que representaba y volvió a ser condenado a muerte. (El Patagónico)

Otras Noticias