Dramático audio de un pasajero del Hércules a su madre asegura una falla eléctrica

La veracidad de la nota de voz enviada por WhatsApp fue confirmada por el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile.
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 11:16

Tras la confirmación de la muerte de las 38 personas a bordo del avión Hércules C-130, investigan un audio que un pasajero le mandó a su madre antes del despegue, donde habría mencionado una "falla eléctrica".

La existencia fue ratificada por el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile, Arturo Merino. "Yo sé que existe. No lo he escuchado en particular, pero sé que existe y obviamente le vamos a pasar este audio al general que está a cargo de la investigación sumaria administrativa", dijo.

 

El diario trasandino La Cuarta indicó que fue entre las 10.21 y las 14.44 -hora de llegada en Punta Arenas- cuando el audio habría sido enviado por un pasajero a su mamá. Le comentó que estaba emocionado por el viaje, pero que la nave presentaba una falla eléctrica que lo mantenía algo inquieto, aunque el itinerario se debía mantener hasta aterrizar en la Antártida.

Con el antecedente en mano, la mujer acudió hasta las dependencias de la Fuerza Aérea en Punta Arenas y lo hizo público frente al resto de los familiares, lo que obviamente generó conmoción e impacto. 

Según recogió biobiochile.cl, el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile explicó que "no se va a descartar nada en la investigación y esta va a ser una parte también de la investigación. Lo único que quiero mencionarles es que los dos pilotos que iban arriba de ese avión, el comandante de la aeronave y el piloto, eran pilotos profesionales y ellos tenían toda la autoridad para dejar el avión en tierra si es que hubiese habido una falla".

 

Por su parte, Julio Subercaseaux, piloto y ex presidente de la Federación Aérea de Chile, dijo que "un apagón total es muy poco probable que suceda, ya que cada aparato de la aeronave es autónomo en su energía, por lo que si falla uno no afecta a los demás. Incluso si llega a suceder una falla general eléctrica, los motores siguen funcionando y el avión sigue volando y la tripulación puede usar otros mecanismos de orientación como brújula".

Tras cuatro días de búsqueda, ayer las autoridades chilenas confirmaron el peor escenario para el avión militar con 38 pasajeros a bordo que desapareció el lunes cuando iba a la Antártida: cayó en el mar y se descarta que haya sobrevivientes.

 

"Las condiciones de los restos encontrados del avión hacen prácticamente imposible que existan sobrevivientes a este accidente aéreo", había manifestado Merino, en rueda de prensa junto al ministro de Defensa, Alberto Espina, en la base aérea de Punta Arenas (3.000 km al sur de Santiago).

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se volcó a Twitter para expresar el "profundo dolor" que embarga a los chilenos por el accidente, saludó a los familiares y prometió hacer "lo posible para encontrar respuestas a esta tragedia".

Los restos fueron hallados en la llamada "zona tres" de búsqueda, un área de 30 km de radio, en la que trabajan alrededor de 23 aeronaves y 14 barcos de varios países para encontrar el máximo de elementos de la aeronave siniestrada.