Controversia por la elección de un alcalde neonazi en Alemania

Fue el único que se presentó para el cargo y lo votaron por unanimidad siete miembros del plenario municipal.
martes, 10 de septiembre de 2019 · 11:16

Altenstadt. Stefan Jagsch, candidato del Partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD, de tendencia neonazi), fuer elegido alcalde de la localidad de Waldsiedlung, a las afueras de Frankfurt, por ser el único candidato que se presentó para el cargo.

Jagsch –presidente del NPD en el estado de Hesse– fue elegido por unanimidad por siete miembros del plenario municipal, incluidos representantes de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), del Partido Socialdemócrata (SPD) y del Partido Liberal Demócrata (FDP). Otros dos miembros del organismo estaban ausentes.

En las elecciones municipales de Altenstadt de 2016, el NPD se llevó el 10 por ciento de los votos, por delante de los liberales, que recabaron el 7 por ciento.

Jagsch, de 33 años, fue mencionado varias veces en informes del servicio regional de inteligencia del estado de Hesse, informó la emisora Hessischer Rundfunk.

 Waldsiedlung, con unos 2.600 habitantes, depende de la administración de Altenstadt, un municipio de unos 12.000 habitantes.

Pura polémica

Las reacciones y condenas no se hicieron esperar tanto a nivel de Hesse como a nivel federal. Así, la presidenta de distrito de la CDU en la cercana Wetterau, Lucia Puttrich, y el titular de la CDU en Altenstadt, Sven Müller-Winter, expresaron su “horror e incomprensión absoluta” en una declaración conjunta.

Los democristianos recordaron que el Tribunal Constitucional alemán dictaminó que el NPD persigue objetivos anticonstitucionales, por lo que tacharon la elección de un político de este partido de “incomprensible”. El representante de los conservadores locales, Norbert Szielasko, quien votó Jagsch, explicó que son “completamente independientes” en el consejo asesor. Szielasko subrayó además que el puesto estaba vacante desde hace varias semanas.

Dijo que Jagsch fue elegido porque “no tenemos a nadie más, especialmente alguien más joven que sepa usar ordenadores y pueda enviar correos electrónicos”“Lo que hace en el partido o en privado, eso no tiene por qué interesarme”.

También en Berlín se mostraron indignados. El secretario general de los socialdemócratas, Lars Klingbeil, pidió incluso que se anulen las elecciones. 

El dirigente aseguró: “El SPD tiene una actitud muy clara: ¡No cooperamos con los nazis! Nunca”, indicó en su cuenta en Twitter. “La decisión en Altenstadt es incomprensible e injustificable y debe ser revertida inmediatamente”, añadió. Agencia DPA