Quince años después, Mike Tyson volvió al ring y empató con Roy Jones Jr.

El ex monarca de los pesos pesados no pudo noquear a su rival en una exhibición. “Lo importante es entretener a la gente”, dijo, de buen humor.
domingo, 29 de noviembre de 2020 · 10:35

En su anunciado regreso al cuadrilátero, Tyson (54 años) se mostró mucho más fino que su rival. Aunque sin el poderío de su carrera profesional, dominó de punta a punta el combate pautado a ocho rounds de dos minutos cada uno.

Dos derechazos en los asaltos iniciales marcaron el ritmo de la pelea. Roy Jones Jr., de 51 años, se limitaba a guardar distancia, moverse y escaparse. Aunque no logró dañarlo, Tyson sí sacó provecho de su mejor estado físico.

Cruzada la mitad de la pelea, los signos de agotamiento eran evidentes en la cara de Jones Jr. Sin embargo, supo entorpecer la pelea. Tyson, dueño de un récord de 50 victorias (44 KO) y 6 derrotas, no encontró un hueco para golpear y sacar de combate a su rival.

Las reglas, que establecían que en caso de un corte la velada se detendría, no contemplaban el uso de las tarjetas tradicionales para definir al ganador. En su lugar, el desenlace se dirimió por la decisión remota de "jueces famosos". Y fue empate.

"Creo que gané, pero estoy de acuerdo. Damos entretenimiento, eso es lo importante", dijo Tyson en la entrevista posterior, sin una pizca de polémica.

"Uff, todavía asusta", expresó Jones Jr., aún intentando recobrar el aire. Ambos intercambiaron comentarios jocosos y bromas. Y dejaron la puerta abierta para seguir con las exhibiciones.

A lo largo de su extensa carrera, Tyson se erigió como uno de los mejores boxeadores de toda la historia.

Fue el rey de los pesados en tres entidades principales del deporte de los puños. El cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) le perteneció en dos períodos: 1986-1990 y 1996-1997. El de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) lo tuvo también en dos etapas: 1987-1990 y durante dos meses en 1996. Por último, de agosto de 1987 a febrero de 1990 dominó para la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Su última pelea había sido una derrota ante el irlandés Kevin McBride, que lo noqueó en la sexta vuelta, en junio de 2005.

Tyson había anunciado su regreso a los cuadriláteros en mayo pasado. Dijo que lo haría para organizar una serie de combates con fines benéficos. Desde entonces, periódicamente compartió imágenes de sus entrenamientos, en las que se lo vio rápido y temible, aunque lejos de sus mejores días.

Cuando aún no se conocía el nombre de su rival, se especuló con la posibilidad de que el duelo con Evander Holyfield tuviera un tercer capítulo, tras las derrotas sufridas en 1996 (nocaut técnico) y en 1997 (descalificación). Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto.

Finalmente, el hombre elegido fue Roy Jones Jr, otro protagonista rutilante en décadas pasadas. A lo largo de sus 75 combates, cosechó 66 triunfos y 9 derrotas. Y se alzó con títulos mundiales en cuatro categorías diferentes: medio, supermediano, semipesado y pesado. Su última aparición había sido en febrero de 2018, cuando perdió por decisión unánime con Scott Sigmon.

Si bien el combate iba a celebrarse el 12 de septiembre, ambos púgiles decidieron postergar un par de meses el enfrentamiento, debido a las dificultades de la pandemia del coronavirus y con el deseo de aumentar el suspenso y las suscripciones al sistema Pay-per-view.

La velada en el Staples Center de Los Angeles contó con tres peleas preliminares. La más destacada fue el victoria del youtuber Jake Paul sobre Nate Robinson, ex jugador de la NBA, con un espectacular nocaut en el segundo round. (Clarin)